domingo, 25 de febrero de 2018

La imprenta de la Diputación cumple 150 años

+ TURIA | La imprenta provincial de Valencia alcanza su siglo y medio de vida tras un proceso de transformación y profesionalización que ha servido para modernizar la gestión y acercar la institución a la ciudadanía
El día 20 de febrero de 1868 se inauguró la imprenta y el taller de encuadernación de la Casa de Beneficencia, unas industrias que “proporcionarán mayor instrucción a los pobres albergados en el establecimiento, que es el fin que se propone la comisión administrativa”. Así rezaba el documento que se imprimió aquel día como recuerdo, archivado hasta hoy, con los nombres de “los señores que la componían”, los “empleados de planta” y “el número de pobres existentes en dicho día”.

Y es que fue así como entró en funcionamiento este servicio esencial de la Diputació de València. Un apoyo imprescindible, que hoy en día sirve para satisfacer las necesidades de cada uno de los departamentos y organismos dependientes de la corporación provincial en materia de edición, impresión, publicación y reproducción de documentos: desde libros, catálogos y carteles hasta impresos oficiales, entradas y tarjetas.
Todo ello desde una nueva ubicación, en el polígono industrial Fuente del Jarro, en Paterna, y con un total de 20 empleados, ya sin “niños” ni “niñas”, como contabilizaba el impreso conmemorativo de la Casa de la Beneficencia, muestra de que, aunque la intención era buena (enseñar un oficio con el que pudieran salir de la pobreza), los tiempos han cambiado.
Es en ese taller de la Beneficencia donde se editaba además el Boletín Oficial de la Provincia, el BOP, como puede verse al ampliar alguna de las fotografías que se han conservado hasta ahora, donde es posible encontrar personas sosteniendo un ejemplar. Es el caso de la foto que acompaña a este texto, ‘Aprenents en la impremta i taller d'enquadernació de la Casa de Beneficència de València’, perteneciente al Archivo General y Fotográfico de la Diputació de València y mejorada digitalmente por los trabajadores de la imprenta.
Una mirada al futuro
Esta efeméride que, como apuntan desde el Archivo, “coincide con el 550 aniversario del fallecimiento de Gutenberg”, sirve también para recordar otro momento clave en la historia de la imprenta provincial: el fin de la publicación del boletín en papel. Una transición que no ha afectado al cartel que da la bienvenida a la instalación de Fuente del Jarro, donde puede leerse ‘BOP’ bajo el logo de la Diputació porque, aunque ha pasado más de una década desde que el boletín pasara a ser exclusivamente digital, la parte administrativa y la edición, aunque electrónica, sigue haciéndose allí.
Una nueva muestra del paso del tiempo que también se hace visible con la actualización de la maquinaria en planta. “Hemos acometido algunas mejoras”, explica el jefe de servicio de la imprenta provincial, Toni Núñez. “Teníamos una imprenta digital que estaba bastante anticuada y hemos pasado a un equipo más moderno que nos permite una mayor flexibilidad y, sobre todo, mayor velocidad a la hora de satisfacer las peticiones”.
Esta máquina, adquirida hace poco más de un mes, se suma a otro de esos aparatos poco vistosos, pero que facilitan enormemente el trabajo diario: “Ahora hay una carretilla autopropulsada que nos ha venido fenomenal para hacer todo el movimiento de papel, que parece que no, pero pesa lo suyo”.
Un esfuerzo por modernizar la imprenta que pone en valor Núñez con la vista puesta en el futuro del servicio, con la idea de “aumentar la producción interna” al mismo tiempo que se amplía un espacio habilitado como biblioteca en el que se conservan, por ejemplo, todos los boletines publicados desde la década de los 80 hasta la llegada de la era digital.
Conocer la Diputació
Con toda esta información, es oportuno recordar la frase que repite el presidente de la corporación provincial, Jorge Rodríguez, en referencia a la Diputació de València: “No se puede apreciar aquello que no se conoce”. Una filosofía que el diputado de Administración General, Pepe Ruiz, también ha hecho suya, sacando de los despachos la reunión de su área previa a las comisiones informativas para trasladarla a los distintos departamentos que componen la delegación. Esta vez, en la imprenta, coincidiendo con su 150 aniversario.
 “Hemos venido a la imprenta provincial para que todos y cada uno de los jefes de servicio del área vean el inmueble, cómo se trabaja y qué recursos tenemos”, ha explicado Ruiz. “Del mismo modo que hemos estado aquí, el mes que viene estaremos en Proyectos Específicos, el siguiente iremos al Parque Móvil, y así con cada uno de los servicios que coordinamos desde el área para que se puedan conocer y dar a conocer”, ha concluido.
Mientras tanto, Archivo General e imprenta seguirán coordinándose para digitalizar todos los boletines oficiales de la provincia desde que naciera la publicación el día 3 de septiembre de 1833. Un documento de un importante valor histórico, administrativo e informativo cuyos números en papel comprendidos entre el 1 de julio de 1971 y el 30 de septiembre de 2002 ya se pueden consultar en la web www.archivo.dival.es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario