ayora

La Diputació de València triplica las ayudas a los colegios rurales

 

La Junta de Gobierno extraordinaria de este jueves ha dado luz verde a las ayudas de la Diputación a las escuelas rurales en el presente ejercicio, que ascienden a 305.000 euros frente a los 116.000 euros concedidos el pasado año. El área de Desarrollo Rural y Políticas contra la Despoblación que dirige Ramiro Rivera multiplica por 2,7 el importe total de las ayudas, incrementa de 28 a 67 las solicitudes concedidas y llega a 57 municipios y dos mancomunidades, frente a los 21 ayuntamientos y la mancomunidad que fueron subvencionados en la anterior edición del programa Escuela Rural.

La convocatoria 2022-23 fue presentada en marzo a los responsables locales por el diputado Rivera, que avanzó un presupuesto ampliable de 269.000 euros para cubrir las cuatro líneas de subvención existentes, desde transporte a comedores escolares, pasando por aularios de educación infantil de 0 a 2 años y actividades extraescolares en pueblos o núcleos de población de menos de 300 habitantes.

El responsable provincial de Desarrollo Rural destaca “la novedad que supone poder ofrecer actividades extraescolares en pueblos que no tienen colegios”, una línea de subvención en la que se han concedido 17 solicitudes frente a las nueve del pasado curso, con un importe global de 82.000 euros frente a los 40.000 destinados en 2021 a municipios que podían llegar a los 1.500 habitantes.

También duplica los parámetros la línea de ayuda a aularios infantiles de 0 a 2 años, a pesar de recibirse menos solicitudes debido a la cobertura que la Generalitat ofrece al tramo de 2 a 3 años que en la anterior edición subvencionaba la Diputación. En cifras, la corporación provincial concede en 2022 una veintena de solicitudes con una dotación de 94.000 euros, frente a las nueve peticiones cumplidas y los 45.000 euros del anterior ejercicio.

Transporte y comedores escolares

El incremento más significativo se da en las líneas de transporte y comedores escolares, donde la Diputación cuadruplica las ayudas. En el caso concreto del transporte escolar, cuyos beneficiarios son ayuntamientos con Colegios Rurales Agrupados (CRA) que dan servicio a varios pueblos, o bien consistorios con alumnado empadronado en su municipio que se desplaza a un centro escolar asignado en otra localidad, se han concedido siete solicitudes por un importe global de 63.000 euros, frente a las cuatro concesiones y los 16.000 euros de 2021.

La principal novedad es el apoyo al transporte escolar en Educación Secundaria, como sucede en la Mancomunidad Tierra del Vino, que contará con ayuda de la Diputación para acercar alumnado de la comarca a centros educativos de Requena, caso de la Escuela de Viticultura y Enología de la propia corporación provincial.

En cuanto a los comedores escolares, cuya ayuda pueden solicitar ayuntamientos de menos de 1.500 habitantes y mancomunidades, se han concedido 23 de las 25 solicitudes presentadas, frente a las seis aprobadas en el pasado curso. La dotación económica pasa de los 15.000 a los 66.000 euros.

El responsable de Políticas contra la Despoblación, Ramiro Rivera, ha insistido en la importancia de “mantener infraestructuras educativas en el medio rural, en pueblos que las necesitan para atraer nuevas familias o para que las residentes no busquen otros destinos”. El balance del programa Escuela Rural en 2021 refleja que las subvenciones llegaron a 21 municipios de la Serranía, el Rincón de Ademuz, la Vall d’Albaida, el Valle de Ayora-Cofrentes y en menor medida a otras comarcas como la Ribera Alta, la Safor y el Camp de Túria, así como a la Mancomunidad Rincón de Ademuz.

.-

Comentarios


EN TITULARES