ayora

València la Vella fue una enorme y monumental ciudad visigoda

En sus años de esplendor fue un importante centro de producción de vidrio y de hornos metalúrgicos

Las excavaciones arqueológicas en el yacimiento de València la Vella, impulsadas por el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria y con la colaboración del Institut Català d’Arqueologia Clàssica de Tarragona, han permitido consolidar la tesis de que este emplazamiento visigodo era un importante centro de producción de vidrio y de hornos metalúrgicos en sus años de máximo esplendor en una ciudad de 5 hectáreas de extensión cimentada bajo un estilo urbanístico organizado y delimitado por altas murallas.

Los trabajos de excavación, dirigidos por Miquel Rosselló, Francesc Rodríguez y Alejandro Lara y la coordinación general de Albert Ribera, descubren una ciudad monumental basada en una vida interior muy dinámica con tres zonas diferenciadas entre ellas, especialmente por la topografía y por las murallas interiores que se levantan a su paso y que se han limpiado de la abundante vegetación existente. 

La parte superior del yacimiento estaba coronada por la denominada Ciudadela, una acrópolis, y tenía una evidente función religiosa gracias al edificio monumental hallado y que serviría para el uso de los estamentos privilegiados de la época, entre finales del siglo VI y principios del VIII. Los trabajos de este año constatan una fortificación interior notable para separar cada una de los estratos.  

La parte intermedia está conformada por un barrio que albergaría las actividades productivas como la fabricación de vidrio, almacenaje de cereales y la existencia de pequeños hornos de origen, posiblemente, metalúrgico. Esta parte del yacimiento también se destinaría como vivienda y diversas estancias para la vida de la población y las gentes que allí permanecían. 

El tercero de los barrios de esta ciudad se sitúa en el área inferior del yacimiento de Riba-roja de Túria y en él se concentran una buena parte de los edificios más monumentales e identificados por las excavaciones que allí se realizaron hace más de 40 años. Una parte de la zona inferior no se puede estudiar todavía ya que permanece, actualmente, en manos privadas.

.-

Comentarios


EN TITULARES