ayora

Finaliza la campaña de excavación en el poblado ibérico de La Celadilla de Ademuz

 Los trabajos de este año han permitido la excavación de nuevas habitaciones y una calle en la que se ha descubierto una espada

Esta pasada semana ha finalizado la campaña de excavación programada en el poblado ibérico de La Celadilla de Ademuz, que durante un mes ha venido desarrollando sus trabajos con la participación de estudiantes e investigadores de las universidades de Valencia, Barcelona, Granada y Castilla-La Mancha.

Los trabajos de excavación de este año han permitido el descubrimiento de nuevos espacios domésticos, entre los que destaca una gran habitación destinada a cocina, con un hogar para hacer el fuego, un horno y un telar, y un tramo de una de las calles del poblado en el que ha aparecido una espada de hierro del tipo falcata, doblada por la mitad intencionadamente.

Según explica Daniel Giner, arqueólogo a cargo del proyecto, la inutilización intencionada de armas en época ibérica es corriente en los contextos funerarios “de forma que la muerte simbólica de los objetos permite que estos puedan acompañar al difunto en su viaje al otro mundo”. Sin embargo, su aparición en contextos de hábitat se explica en relación a rituales en los cuales el sacrificio simbólico del objeto permite transferir sus cualidades a los espacios en los que se deposita. En este caso, la naturaleza guerrera de una espada, serviría para protegerlo frente a ataques reforzando su carácter defensivo.

Desafortunadamente, o lo contrario desde la perspectiva de los arqueólogos, no les sirvió de mucho el ritual protector que realizaron, pues el poblado fue totalmente destruido a mediados del siglo IV a.C. por un gran incendio, con toda probabilidad como consecuencia de un asalto violento, en el cual perecieron un buen número de sus habitantes cuyos esqueletos se van encontrando ahora diseminados por sus calles y casas.

El poblado ibérico de La Celadilla de Ademuz viene siendo objeto desde el año 2009 de un proyecto de investigación arqueológica y puesta en valor por parte del Ayuntamiento de Ademuz, que ha llevado a su declaración como Bien de Interés Cultural y ha de servir para arrojar luz sobre las características de esta zona del Alto Turia considerada fronteriza entre las culturas ibérica y celtibérica.

El yacimiento forma parte de la Ruta dels Ibers del Museo de Prehistoria de Valencia y el Ayuntamiento de Ademuz ofrece visitas guiadas al poblado con reserva previa durante todo el año. En este sentido se ha preparado una jornada divulgativa con una visita teatralizada al poblado el próximo sábado 25 de septiembre, para la cual se requiere también inscripción previa en el teléfono 673 505 131.

.-

Comentarios


EN TITULARES