ayora

200 personas se concentran en una finca citrícola de Pedralba afectada por el 'cotonet'

Los agricultores piden poder usar el Metilclorpirifos para frenar la plaga

Unas 200 personas se concentraron el pasado martes en una finca de naranjos afectada por el 'cotonet' de la población de Pedralba, en protesta por la no autorización para usar el insecticida Metilclorpirifos para luchar contra esta plaga procedente de Sudáfrica.

En un video publicado en Youtube y que se que difundió rápidamente por redes sociales, el agricultor Juan Vicente Palleter explica el motivo de la reivindicación social, y advierte a los políticos que "aunque ellos tienen el poder, los agricultores tenemos las armas y no vamos a parar de luchar".

Palleter, quien hizo un llamamiento para la unidad "sin ideologías" del sector para defenderse de la "ineptitud" de las Administraciones, explicó que este insecticida está prohibido en la UE, pero puede utilizarse con una autorización especial, por un tiempo limitado de 120 días y en condiciones que eviten la residualidad, para luchar contra las plagas.

En este sentido, indicó que Italia sí ha pedido a la UE esta autorización a diferencia de España, mostrando el documento que recoge la solicitud del país transalpino, y recalcó que el uso del Metilclorpirifos "puede realizarse cumpliendo con la salud agroalimentaria y las buenas prácticas fitosanitarias".

Así, apuntó que "una pulverizada durante la floración no deja residuos", y advirtió que "las malas decisiones" que está tomando el Gobierno acabarán no sólo este año con una merma de kilos en la cosecha de naranjas que será histórica, sino que la plaga arrasará con los naranjos de la Comunidad Valenciana en dos años.

Palleter lamentó que el 'cotonet' se haya descontrolado en la Comunidad Valenciana afectando a otros cítricos y a frutales de hueso como el caqui, y recordó al Ministerio de Agricultura que la legislación vigente obliga al Estado a proteger a los vegetales de cualquier plaga.

"Estamos abandonados por las Administraciones", describió este agricultor, que reclamó a los políticos que "hagan los deberes" y que apliquen "la misma vara de medir" a todos, ya que mientras las autoridades españolas se niegan a pedir la autorización para el uso temporal del Metilclorpirifos, se permite la entrada de productos de terceros países que sí usan esta sustancia.

A su juicio, Italia "ha hecho los deberes" y dijo no entender la actitud de las Administraciones, a las que acusó de burlarse de los agricultores y ser "cómplices y culpables de las malas de decisiones que adoptan". "Parecen que quieren hundir la agricultura española", apuntó.

.-

Comentarios


EN TITULARES