ayora

La Diputació y la Universitat analizan en Titaguas la situación de la mujer rural



La Diputació y la Universitat de València (UV) han analizado la situación de la mujer rural en más de un centenar de municipios de 13 comarcas valencianas, con el objetivo de visibilizar los problemas detectados a causa de la discriminación por género y enfocar las acciones necesarias para combatir las desigualdades y garantizar el desarrollo sostenible del medio rural. Titaguas acogió este jueves la presentación del estudio ‘La mujer en el sistema rural’, realizado por equipos de expertos de la UV y subvencionado por la delegación de Igualdad de la Diputación.

El trabajo de investigación se ha desarrollado en la mitad de los municipios de la provincia, con cuestionarios que han respondido las áreas de Igualdad de los ayuntamientos y más de 3.000 encuestas personales a mujeres que habitan estos 133 pueblos de menos de 3.000 habitantes, acechados por el fantasma de la despoblación. El éxodo rural femenino, el envejecimiento, la masculinización en el ámbito agrario, la falta de relevo generacional y la brecha digital son algunos de los temas sobre los que se ha consultado a las mujeres participantes.

El estudio fue presentado este jueves en Titaguas por la diputada de Igualdad, Eli García, y el vicerrector de Participación y Proyección Territorial de la UV y director del trabajo, Jorge Hermosilla, con el alcalde y diputado de Políticas contra la Despoblación, Ramiro Rivera, como anfitrión. La responsable provincial de Igualdad ha explicado que la iniciativa pretende “obtener información detallada sobre la situación de las mujeres para visibilizar la discriminación de la que son objeto y emprender acciones que sirvan para combatir las desigualdades de género”. Eli García puso en valor “la aportación de la mujer a la economía productiva y reproductiva de estas comarcas”, así como la labor de las mujeres emprendedoras que en distintas ocasiones ha visibilizado la Diputación.

En Titaguas estaban invitados los alcaldes y alcaldesas de una treintena de municipios de cuatro comarcas, con La Serranía y El Rincón de Ademuz al completo y municipios del Camp de Morvedre. Este fue el primero de los tres actos programados por la Diputación y la Universitat para acercar a los ayuntamientos los resultados del estudio y hacerles partícipes en la búsqueda de soluciones. La segunda presentación tendrá lugar en Senyera y convocará a responsables locales de La Ribera Alta, La Ribera Baixa, La Vall d’Albaida, La Costera y La Safor. Por último, Requena acogerá el acto al que asistirán alcaldes y alcaldesas de la propia comarca y de La Canal, el Valle de Ayora, La Hoya de Buñol y El Camp de Túria.

Problemas y propuestas

Entre las conclusiones del estudio ‘La mujer en el sistema rural’ destaca el nivel formativo y las competencias tecnológicas de las mujeres encuestadas, en especial en comarcas de interior como La Serranía y El Rincón de Ademuz. Sin embargo, un alto porcentaje de las entrevistadas, sobre todo las de mayor edad, admiten que hay mucho margen de mejora en el uso de las nuevas tecnologías y su aplicación en aspectos diarios.

En el contexto de una mejora generalizada del empleo, se mantiene la brecha de género, destacando comarcas como La Canal y El Valle de Ayora. En el segundo trimestre de 2021, la contratación masculina supera ampliamente a la femenina en todas las franjas de edad, con picos marcados entre los 16 y los 19 años y en mayores de 65, mientras que la franja entre 50 y 54 años es la única que aparece equilibrada. Estas diferencias son muy significativas en el sector agrario, donde aparece el problema de las trabajadoras invisibles y la economía informal.

Pese a la discriminación de género que persiste en el ámbito laboral y los problemas de movilidad que llevan a muchas mujeres a plantearse el éxodo a las ciudades, un 80% de las encuestadas, con independencia de tener estudios primarios o universitarios, piensa que seguirá viviendo en su pueblo en un futuro. Un rayo de esperanza en la lucha contra la despoblación que anima a instituciones como la Diputación a impulsar medidas que puedan resultar efectivas para fijar población en zonas rurales.

Entre las propuestas que recoge el estudio, como base para su posterior aplicación, destaca el cuidado de las personas mayores como fuente de empleo, que junto a la mejora del transporte forman las principales reivindicaciones de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR); la implantación de más servicios públicos para cuidar a menores y dependientes; la digitalización del sistema rural, formando a sus habitantes en nuevas tecnologías; y el fomento del asociacionismo y el cooperativismo rural, cuidando a esas emprendedoras que con sus proyectos dinamizan la economía de los pueblos de interior.

.-

Comentarios


EN TITULARES