ayora

La Generalitat detecta 250 zonas nuevas sin cobertura de banda ancha en municipios con riesgo de despoblación

Un equipo técnico ha visitado cada uno de los municipios para comprobar la exactitud de la información con la que cuenta el Ministerio

La Generalitat ha finalizado la primera fase del estudio de diagnóstico sobre el estado de cobertura de banda ancha en municipios con riesgo de despoblamiento, para comprobar con exactitud que la información con la que cuenta el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital sea correcta, ya que es la que permite asignar las ayudas del programa de extensión de la banda ancha de nueva generación (PEBA-NGA).

Anualmente, el Ministerio publica un listado de "zonas blancas y grises", con la información recibida por parte de operadores y administraciones públicas. Tras la definición de estas zonas, se publica la convocatoria de ayudas a operadores para el despliegue de redes para la extensión de la banda ancha.

La Generalitat ha comprobado el estado real de las zonas declaradas, en un total de 155 municipios de las tres provincias, para identificar nuevas zonas blancas (sin cobertura), con el fin de que estas sean incluidas por el Ministerio en su clasificación anual para poder recibir estas ayudas.

El estudio ha sido realizado en colaboración con los ayuntamientos, con los que se ha organizado una serie de reuniones y visitas de campo para verificar sobre el terreno los datos objeto de comprobación.

En la elaboración del estudio han participado la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, a través de las direcciones generales de Avance para la Sociedad Digital y de Lucha contra la Brecha Digital, la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, a través de la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC), y la Agencia Valenciana Antidespoblamiento (AVANT).

Concretamente, en los municipios estudiados se ha comprobado la veracidad y exactitud de la información disponible respecto a la cobertura y se han detectado nuevas necesidades en materia de telecomunicaciones.

Durante el trabajo de campo, se han identificado nuevas zonas que carecen de servicio pero que no habían sido detectadas por el Ministerio en 2020, aunque la información con la que se contaba coincide en un 87 por ciento con los resultados obtenidos durante el estudio.

El estudio abarca 80 localidades de Castellón, 52 de la provincia de Valencia y 23 de Alicante y arroja como resultado la detección de 172 zonas residenciales, así como 81 zonas de actividad económica, que no se habían detectado hasta el momento y que afectan a un total de 1.697 habitantes.

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha destacado que "la brecha digital por cuestión de acceso a conexión es un factor que afecta a determinadas zonas especialmente y, por eso, es un eje prioritario de la Generalitat, aunque las competencias finales son del Gobierno central".

En este sentido, ha indicado que "la Comunitat Valenciana tiene una conectividad mayor que la media española, de un 94,2 por ciento, si lo analizamos en términos de población". No obstante, Carolina Pascual ha indicado que "aún quedan zonas que no están conectadas y debemos encontrar una solución entre todos".

A este respecto, ha apuntado que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha lanzado el Programa de Universalización de Infraestructuras Digitales para la Cohesión (Programa UNICO), con una primera convocatoria de 250 millones de euros, "la mayor de toda la historia". Este plan, según ha señalado, "utiliza una metodología más granular para la definición de las zonas de intervención, que permitirá detectar zonas pobladas con problemas de conectividad y, así, poder intervenir para solucionarlos".

El director general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, José Manuel García Duarte, ha adelantado que "estos son los primeros resultados del estudio, que vamos a ampliar en una segunda fase, en la que ya estamos trabajando, para el estudio de cobertura de más de un centenar de municipios en riesgo de despoblamiento pero más pequeños, de entre 100 y 1.500 habitantes".

La directora general de AVANT, Jeannette Segarra, ha querido destacar "el trabajo de campo que estamos haciendo desde la Generalitat Valenciana para identificar las zonas blancas por el territorio, población por población". Desde su punto de vista, "este trabajo y las alianzas y complicidad de todos los ayuntamientos, harán accesible la tecnología, que es un gran soporte en el día a día"

.-

Comentarios


EN TITULARES