Más de 10.000 escolares valencianos participan en carreras solidarias de Save the Children para apoyar a niños del Congo

Respetando los grupos burbuja y con mascarillas, más de 10.000 niños, niñas, adolescentes y 930 docentes de más de 36 centros educativos se han unido a la organización para celebrar sus carreras solidarias

Más de 10.000 escolares de la Comunidad Valenciana participan en las carreras solidarias impulsadas por Save the Children para apoyar a los niños y niñas de República Democrática del Congo.

Respetando los grupos burbuja y con mascarillas, más de 10.000 niños, niñas, adolescentes y 930 docentes de más de 36 centros educativos se han unido a Save the Children para celebrar sus carreras solidarias, coincidiendo con la celebración del Día escolar de la Paz y la No Violencia que se conmemora cada 30 de enero, aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi.

Este curso, a pesar de la Covid-19, los centros han querido demostrar que es posible sumar "kilómetros de solidaridad de forma segura y por una buena causa: una vacuna o un tratamiento para salvar la vida de un menor de cinco años, enfermo de neumonía, en República Democrática del Congo".

"Cada año, los niños y niñas esperan con ganas la celebración de este día. Por un lado, empiezan a ser conscientes de la gran ayuda que supone su colaboración para la infancia de países más desfavorecidos, y por otro, supone una motivación extra para nuestro alumnado que, por un día, escapa de los 'muros del aula' vivenciando una experiencia única para el recuerdo", asegura el profesor y coordinador de la carrera en el colegio Rincón de Ademuz (Valencia), Quique Corella.

No solo el alumnado, sino también el profesorado participa en la carrera Kilómetros de Solidaridad, que este año cumple su 17ª edición con representación de centros de todo el territorio.

En el conjunto de España, son cerca de 85.000 niños, niñas, adolescentes y 7.500 docentes de más de 325 centros educativos los que se han unido a esta carrera solidaria con motivo del Día de la Paz.

En las aulas, a través de los recursos didácticos que facilita Save the Children a los centros, se trabajan competencias como la empatía, la cooperación y en este curso tan especial se incide en la importancia de la salud como derecho básico fundamental.

"La situación de los niños y niñas del Congo es muy vulnerable: las muertes por neumonía se intensifican en un país como la República Democrática del Congo, debido a factores de riesgo como la malnutrición, la falta de acceso a vacunas y medicinas, la contaminación del aire o la concentración de refugiados y desplazados aumentan. A todo esto, debemos sumar la pandemia de la Covid-19, por lo que su situación es terrible", asegura el director de Save the Children en la Comunitat Valenciana, Rodrigo Hernández.

"Este trabajo de solidaridad es especialmente importante este año tan complicado en el que los docentes están haciendo una labor fundamental para garantizar el derecho a la educación de todos los niños y niñas, especialmente los más vulnerables", afirma.

.-

 

Comentarios