jueves, 6 de febrero de 2020

"No puede ser que el agricultor sea quien obtenga menos beneficio en el mercado agroalimentario”


+ TURIA | Puig aboga por la concertación para acabar con los desequilibrios en el mercado agroalimentario y mejorar la posición de los agricultores | El president se ha desplazado hasta la feria berlinesa Fruit Logistica para apoyar la internacionalización de la agricultura valenciana
El president de la Generalitat, Ximo Puig, Berlín, ha abogado por la negociación y la concertación para acabar con los desequilibrios en el mercado agroalimentario y así mejorar la posición de los agricultores y las agricultoras.

Por ello, el president ha explicado que, desde la Generalitat, "se va a trabajar conjuntamente con el sector para conseguir desde el diálogo esa concertación" que ha considerado "necesaria para hacer justicia".
Así lo ha explicado ante los medios de comunicación durante el recorrido que ha realizado por los expositores de empresas valencianas y el estand de la Generalitat Valenciana en la feria hortofrutícola Fruit Logistica, que se celebra en Berlín hasta este viernes, el president ha indicado que "es fundamental que haya un criterio de igualdad y de racionalidad en todo lo que es la cadena alimentaria".
En este sentido, ha asegurado que "no puede ser que el protagonista, que es el agricultor y el productor" sea quien obtenga menos beneficio en el mercado agroalimentario.
Al respecto, ha señalado que "la oferta está muy diversificada y la demanda muy concentrada", lo que produce "un desajuste que hace que, en estos momentos, los productores tengan menos posibilidades de defender una posición más equilibrada".
Así, el titular del Consell, que ha estado acompañado por la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha defendido que "es necesario dialogar y ver cómo todas las partes acaban teniendo un beneficio que haga posible esa armonía necesaria a la hora de combinar la competencia con la cooperación".
Asimismo, ha subrayado que "hay un malestar desde hace años porque hay un problema grave" porque "todo el mundo tiene derecho a una vida digna". Por ello, ha abogado por el facilitar desde las administraciones públicas el diálogo, puesto que, según ha indicado, "en una sociedad de mercado es muy complicado fijar precios", al tiempo que ha recordado que "la normativa no lo permite".
De esta forma, el responsable del Ejecutivo valenciano ha destacado el compromiso de la Generalitat y del Gobierno de España para "facilitar que se produzca ese encuentro", así como para impulsar que los clientes, "que, al final, son los que marcan el momento económico", sean conscientes de "la calidad y el beneficio" que aportan los productos de proximidad.
"Sin cohesión y sin justicia el que acaba perdiendo es el ciudadano, porque no tendrá productos de calidad", ha advertido el president, que ha asegurado que "Europa ha de proteger su agricultura" con el objetivo de "proteger la alimentación y la seguridad alimentaria".
Por otro lado, el president también ha mostrado la importancia "de revisar los hábitos de consumo". "Hemos visto cómo las grandes empresas valencianas y el conjunto de pequeñas empresas y cooperativas están pensando en cómo abordar el tema del plástico y buscan alternativas biodegadables que atiendan a criterios de sostenibilidad", ha afirmado el president.
Defensa del sector en Europa
Por su parte, la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha destacado la voluntad del Consell de potenciar la estructura agraria valenciana. "Queremos dejar constancia a las instituciones europeas de que la Comunitat Valenciana posee unas singularidades y complejidades que deben ser reconocidas y valoradas", ha señalado la consellera.
Asimismo, Mollà ha destacado las dificultades de agricultores y agricultoras en obtener beneficios de su producción. "No podemos ver cómo en la cadena de distribución, el consumidor final está dispuesto a pagar unos precios buenos que, posteriormente, al agricultor o agricultora se le reducen de manera drástica", ha señalado la consellera.
Además, Mollà ha señalado que "el Gobierno valenciano va a desarrollar líneas de ayudas orientadas a la reducción de los costes de producción a través de la eficiencia energética". De esta manera, la Generalitat pretende articular líneas de compensación al sector agrario "para reducir los efectos en circunstancias sobrevenidas como las que produce el cambio climático", ha explicado Mollà.
La feria berlinesa
El president ha visitado Fruit Logistica, uno de los certámenes del sector hortofrutícola más importantes a nivel mundial, que reúne a 3.300 expositores de 130 países, para apoyar la labor de internacionalización de las empresas de la Comunitat Valenciana.
El titular de la Generalitat ha destacado la "prioridad" del mercado alemán para la Comunitat, ya que "un 20% de nuestras exportaciones del sector agroalimentario vienen a este país".
Asimismo, ha explicado que se necesita "un mercado más internacionalizado y más conectado en todos los ámbitos posibles, por lo que estamos exigiendo a países como Estados Unidos que acaben con su política proteccionista".
Este año participan en la feria un total de 85 empresas valencianas de frutas y verduras, maquinaria para la agricultura y la manipulación y transporte de la producción, así como de fitosanitarios, entre otros subsectores.
Fruit Logistica es un punto de contacto imprescindible para productores, importadores, comercializadores, y el resto de áreas de negocio y participantes del mercado de los productos frescos.
La agricultura valenciana
El responsable del Consell ha destacado que la Comunitat Valenciana es un territorio "con vocación agraria que ha sabido transitar hacia la modernización", aunque ha tenido que afrontar "muchos problemas como el conjunto de las agriculturas europeas".
"Estamos convencidos de que la fuerza, la capacidad de innovación y la relación que existe entre calidad y precio van a ser determinantes para tener este espacio de futuro", ha asegurado Puig.
En este sentido, el president ha afirmado que, "a pesar de las dificultades climatológicas del año pasado", el sector agrícola valenciano "se ha incrementado en torno a un 5%, lo cual demuestra la fortaleza del sector".
El sector agrario valenciano aporta al Producto Interior Bruto valenciano alrededor de 2.393 millones de euros, el 2,4% del PIB, y 55.800 empleos, el 2,9% del empleo de la Comunitat Valenciana. En el cómputo nacional, supone el 7% del PIB y empleo del sector en España
Asimismo, la industria agroalimentaria genera 8.201 millones de euros del total de la producción industrial de la Comunitat Valenciana, lo que supone el 17,9% de la misma. De este modo, se ha convertido en el sector industrial más importante de la Comunitat, superando al sector de material de transporte.
En España este sector aporta 93.818 millones de euros y, por tanto, la Comunitat representa el 8,7% del total sectorial español.
Por lo que respecta al comercio exterior agroalimentario valenciano, en el periodo comprendido entre enero y noviembre de 2019, las exportaciones alcanzaron los 5.5.87 millones de euros, lo que se traduce en un crecimiento de un 4,8% con respecto al mismo periodo de 2018.
En cuanto al mercado de trabajo, las personas afiliadas a la Seguridad Social pertenecientes a la industria agroalimentaria representan el 6% del empleo valenciano.
Además, Puig ha mantenido un encuentro con el embajador de España en Alemania, Ricardo Martínez, que ha visitado el estand de la Generalitat y ha acompañado al president en su recorrido por los expositores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario