jueves, 12 de septiembre de 2019

La Policía de la Generalitat pondrá vigilancia 24 horas a mujeres en riesgo de agresión machista


+ TURIA | La consellera de Justicia, Gabriel Bravo, anuncia “más recursos, coordinación y formación”
El cuerpo de Policía Nacional adscrito a la Generalitat Valenciana pondrá vigilancia durante 24 horas a mujeres que estén en riesgo extremo de ser víctimas de violencia machista, una medida que se verá acompañada con la intención de que los abogados de oficio no puedan defender a un maltratador después de haber asistido a la víctima.

Así lo ha anunciado este jueves la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, en su primera comparecencia de la legislatura en Les Corts para desgranar sus líneas maestras hasta 2023. Entre ellas destaca un "ambicioso" plan que pretende contrarrestar el "terrorismo machista" con más recursos, coordinación y formación.
Para proteger a las víctimas, la Generalitat desplegará a los agentes de la unidad adscrita de Policía durante las 24 horas a las mujeres con riesgo de sufrir una agresión machista, siempre que lo determine la autoridad judicial y ella lo consienta. También facilitará gratuitamente el traslado de ellas y sus hijos a sedes judiciales o servicios sociosanitarios. "Las víctimas no están ni estarán solas", ha garantizado Bravo.
En cuanto a los abogados, el Consell aspira a que el turno de oficio especializado en violencia machista llegue a todas las organizaciones colegiales y tenga carácter exclusivo, con lo que un mismo letrado no podrá defender a un maltratador tras haber atendido a una víctima. Y en formación, ampliará la oferta especializada con el Gobierno, universidades, colegios y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
Paralelamente, propondrá al Gobierno la apertura de tres oficinas de denuncias especializadas en violencia machista en Castelló, Alicante y la localidad alicantina de Elche, después de que hace cinco meses abriera la de la Ciudad de la Justicia de València con más de 257 atendidas (137 de ellas han interpuesto denuncia).
La titular de Justicia ha defendido las medidas con cifras: 35.000 condenas a agresores en 2018, un año en el que "lloramos a 48 asesinadas pese a que solo denunciaron el 20 por ciento". En 2019 se contabilizan 40 crímenes, seis en la Comunitat, lo que eleva la cifra total a 1.023 desde que empezaron a registrarse en 2003. "Es el mal medido en toda su aterradora y vergonzosa magnitud; una estadística de infamia que no podemos consentir y no lo vamos a hacer", ha enfatizado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario