lunes, 30 de septiembre de 2019

La iglesia de la Sangre cumple cien años como Monumento Nacional


+ TURIA | Llíria conmemora el aniversario del reconocimiento recibido por el templo en 1919
Mediante Real Orden de fecha de 29 de septiembre de 1919 y publicada en la Gaceta de Madrid el día 5 de octubre de ese mismo año, la iglesia de la Sangre de Llíria fue declarada Monumento Nacional, siendo el primer edificio religioso de la Comunitat Valenciana en recibir tal distinción.  

Hay que señalar que para tal reconocimiento se tuvieron en cuenta sendos informes emitidos por la Real Academia de la Historia y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
La casualidad quiso que la declaración coincidiese con la festividad de San Miguel, patrón de la ciudad, y anoche el Ayuntamiento de Llíria organizó un acto para conmemorar esta singular efeméride, dentro del programa de actividades que está realizando a lo largo de todo el año.
Este evento conmemorativo se inició con la actuación del Grup de Danses i Rondalla El Tossal en la plaza situada frente al templo. Ya en el interior de la iglesia contó con las intervenciones del alcalde Manolo Civera, el director territorial de Presidencia de la Generalitat Francisco Molina, y el secretario de la Cofradía de la Sangre, Antoni Llibrer, de cuya entidad religiosa la antigua iglesia de Santa María acabó tomando el nombre.
Manolo Civera destacó que la Sangre “es una de nuestras mayores joyas artísticas e históricas. Los lirianos y lirianas nos sentimos muy orgullosos de este legado patrimonial de nuestros antepasados, un extraordinario espacio religioso, cultural y turístico”. Al mismo tiempo que quiso “agradecer a la Cofradía de la Sangre su inestimable contribución a la conservación del templo durante más de cuatro siglos”.
Concierto de música del XIII
La velada concluyó con el concierto ofrecido por Jota Martínez Ensemble y la cantante Mara Aranda, con el programa “Instrumentos para trovar y danzar en la Llíria del siglo XIII”. La formación tocó instrumentos musicales representados en el artesonado del mismo templo, que han realizado diferentes luthiers y Jota Martínez. En las policromías se identificaron un total de 19 instrumentos, algunos de ellos repetidos, de los que se han reconstruido 10 distintos que aparecen en esta interesante obra de arte.
El templo
Construida entre finales del siglo XIII e inicios del XIV, la iglesia de la Sangre es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de Conquista. Su construcción se realizó en la cumbre de la Vila Vella del municipio, sobre la antigua mezquita, de la que todavía se conservan algunos vestigios.
El templo, de base rectangular en una única nave, destaca por su techo, que atesora un artesonado mudéjar con motivos vegetales y heráldicos, escenas caballerescas y otras de animales del bestiario medieval.
Además, en sus paredes se conservan pinturas murales de la primera época en las que se representan imágenes y escenas de San Esteban, San Bartolomé, San Pedro Mártir de Verona y Santa Bárbara.
La portada principal, construida a mediados del siglo XIV, consta de una triple arquivolta sobre columnas góticas, con una decoración que hace referencia a Dios sobre el trueno celestial en forma de león y la vida terrenal en forma humana, animal y vegetal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario