viernes, 10 de mayo de 2019

Un carril ciclo peatonal conectará la Urbanización Santa Rosa por la CV-336 con el apeadero del Clot de Navarrete


+ TURIA | El Ayuntamiento proyecta la creación de una pasarela peatonal sobre el barranco de Mandor que comunique la zona residencial con el metro
La Diputación de Valencia iniciará en breve la construcción de un carril ciclo-peatonal que discurrirá de forma paralela a la CV-336 que comunica las poblaciones de Riba-roja y San Antonio de Benagéber.

Actualmente este tramo de carretera tiene un ancho de calzada de 7 metros, con un carril por sentido de 3.5 m de ancho y arcenes de 0.5 m, que se incrementarán hasta los 3 metros, que contempla la normativa adaptada al paso de peatones y ciclistas.
El proyecto se encuentra actualmente en fase de expropiación de los terrenos. Para la ejecución de la obra, la Diputación de Valencia expropiará 177 m2 de suelo urbano y 292 m2 de suelo rústico, de los cuales 116 m2 son suelo de dominio público. Una vez finalizada la ejecución del carril ciclo-peatonal, la nueva zona será iluminada para garantizar la seguridad de ciclistas y viandantes.
De forma paralela, el Ayuntamiento de Riba-roja está proyectando la construcción de una pasarela peatonal que atravesará el barranco de Mandor y que facilitará la accesibilidad de los vecinos y vecinas de las urbanizaciones de la zona norte con el apeadero del Clot de Navarrete. Esta pasarela, de estructura de hormigón o metálica, se situaría sobre el barranco con conexión desde la calle Logroño hasta la estación de metro.
Estos dos accesos ciclo-peatonales conectarían con los 10,8 km del cinturón ciclo-peatonal que recorre actualmente el término municipal de Riba-roja, a lo largo de la CV-370, comunicando las urbanizaciones de Els Pous, Valencia la Vella, La Llobatera y Masía de Traver con el centro de la localidad, hasta la entrada del paraje de Porxinos-Les Rodanes.
Este cordón ciclo-peatonal se completa con el tramo recientemente ejecutado que conecta desde El Molinet hasta Santa Rosa. Durante el próximo semestre, la conexión de las urbanizaciones de la zona norte con el casco urbano por la CV-336 será una realidad. Este proyecto contempla además la construcción de dos rotondas, una junto al puente sobre el río en su conexión con la carretera de La Pobla de Vallbona y otra en el acceso hacia la población de La Eliana, con el objetivo de mejorar la seguridad vial de la zona y facilitar la conexión, los itinerarios y ejes ciclistas de estas zonas residenciales con el centro urbano.
'Se trata de una importante actuación para los más de 2.000 vecinos y vecinas de la zona norte, que tendrán conexión directa con la estación de metro y en breve con el casco urbano, además cumple uno de nuestros objetivos de garantizar la movilidad sostenible, a través de itinerarios ciclo-peatonales y fomentando el transporte público”  asegura el alcalde de Riba-roja, Robert Raga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario