miércoles, 21 de septiembre de 2016

Aras de los Olmos lleva el cielo del Alto Turia hasta Expoastronómica 2016

+ TURIA | La cita científica y turística se celebrará este fin de semana en la localidad de Yebes en Guadalajara
Cada vez son más las localidades que en España se animan a poner en marcha instalaciones modestas que sacan partido a las inmejorables condiciones de visibilidad nocturna para escudriñar sus cielos. Tres de ellas estarán representadas en Expoastronómica'16, la única feria dedicada a la divulgación de la astronomía de nuestro país que se celebra este fin de semana. Son Mantiel en Guadalajara, Aras de los Olmos en Valencia y Fresnedillas de la Oliva en la Comunidad de Madrid.
El aprovechamiento de las bóvedas celestes libres de contaminación lumínica y de recursos que un día albergaron instalaciones científicas, se han convertido en gérmenes de proyectos sostenibles capaces de aportar riqueza. “El denominado ‘astroturismo’ ha ganado enteros en los últimos años gracias al esfuerzo que hacen los municipios para crear infraestructuras que dan respuesta a las demandas de los consumidores de un producto tan específico como este”, explica Miguel Cócera a El Día Digital.
Yebes ha hecho suya esa máxima sostenible de ‘pensar globalmente y actuar localmente’ que busca el equilibrio con el propio medio. Con el fin de aprovechar las sinergias del Observatorio de Yebes, hace cuatro años puso en marcha el Aula Municipal de Astronomía, por el que ya han pasado más de 20.000 visitantes. “Y nos dimos cuenta que teníamos en nuestro poder una marca con un potencial enorme capaz de interesar y atraer a empresas, entidades y organismos”, evoca el alcalde de Yebes. Así nació Expoastronómica.
Las Experiencias Astronómicas de Aras
Aras de los Olmos también lo ha entendido así. Un pueblo de poco más de 400 habitantes que tiene uno de los mejores cielos de la Comunidad Valenciana. Ese óptimo ambiente para la observación hizo que la Asociación Valenciana de Astronomía y la Universidad de Valencia se pusieran de acuerdo para crear el Centro Astronómico del Alto Turia. Hoy y a la vista del interés que despertó entre aficionados y profesionales, ambos organismos disponen de sus propias instalaciones. Y ahí no queda todo. Aún hay otro tercer emplazamiento en el casco urbano, una iniciativa privada de un grupo de aficionados: el Observatorio de La Cambra. Este conjunto de infraestructuras no solo ofrecen la posibilidad de realizar observaciones, sino que ofertan un sinfín de actividades. Desde festivales y encuentros internacionales hasta cursos y clases prácticas de astronomía, exposiciones y conferencias. En Expoastronómica'16 darán visibilidad a su vocación astronómica a través de astrExperiènce, empresa que está dedicada a la divulgación de la astronomía y la ciencia.
Un observatorio con mucha historia
El caso de Fresnedillas de la Oliva no se parece en nada al de Aras de los Olmos. Este pequeño pueblo situado al oeste de la Comunidad de Madrid desempeñó un papel determinante en la carrera espacial en la década de los 60 y 70. Bajo el control de NASA, desde sus instalaciones se proporcionaban datos de seguimiento y comunicaciones durante las misiones tripuladas que puso en órbita este organismo norteamericano, incluida el Apolo XI. 
Observatorios de la Asociación Valenciana de Astronomía en Aras de los Olmos
La ubicación de la estación era perfecta. Resguardada por un circo natural formado por cerros y montañas, estaba protegida contra cualquier tipo de interferencias o ruidos eléctricos. En ella trabajaron más de 150 personas y estuvo operativa desde el 4 de julio de 1967 hasta el 1 de  marzo de 1985. Quince años después se inauguró el Museo Lunar de Fresnedillas, el único espacio museístico de España dedicado al espacio. Cobija más de 300 objetos únicos y originales de las misiones espaciales de NASA y la antigua Unión Soviética. Trajes espaciales de la época, cascos, mapas lunares, guantes, monos de trabajo, relojes o planes de vuelo originales.
Desde los cielos de la Alcarria
El tercer municipio que estará presente por méritos propios en Expoastronómica'16 es Mantiel. El suyo tiene uno de tantos cielos de La Alcarria donde la observación astronómica se convierte en un regalo para los sentidos. En 2005 abrió las puertas el observatorio por el empeño de su alcalde Julián Rebollo y, desde entonces, más de 300 personas lo visitan cada año. Una cifra meritoria teniendo en cuenta que solo está operativo los viernes y sábado en función de las condiciones meteorológicas, con grupos de entre diez y 15 visitantes. Ubicado sobre una loma a 1.072 metros de altitud, se llega tras un cómodo paseo de un cuarto de hora desde el pueblo, aunque también se puede ir en coche. Está equipado con un telescopio de 10 pulgadas de apertura focal que está totalmente motorizado para la búsqueda por control remoto de estrellas, planetas, galaxias o nebulosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario