ayora

La Comunitat Valenciana despedirá un 2021 muy cálido y pluviométricamente normal

 

La Comunitat Valenciana despedirá un 2021 que va a resultar, con una probabilidad alta, muy cálido y pluviométricamente normal, con una temperatura media probablemente 0,4 ºC superior a la del promedio climático normal. No obstante, este año será el menos cálido desde 2013 y, en la serie de temperatura media anual desde 1950, el decimoctavo. La precipitación acumulada en 2021 hasta el 16 de diciembre es de 516,3 l/m2, que es un 1% superior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (510,7 l/m2).

En cuanto al otoño, ha sido muy cálido y pluviométricamente normal, con una media de 16,4 grados, que es 0,2 grados más alta que el promedio normal, mientras que la precipitación acumulada ha sido de 175,8 l/m2, que es un 6% inferior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (187,3 l/m2), según ha informado la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), con el primer avance climático de 2021, con datos provisionales hasta el 16 de diciembre.

Los fenómenos más significativos del año fueron las nevadas provocadas por la borrasca Filomena y la posterior ola de frío en la segunda semana del mes de enero, y la ola de calor que se produjo los días 12 al 15 de agosto, con récord de temperatura máxima en muchos observatorios.

Durante el año ha habido varios episodios de lluvias torrenciales, pero, en general, de menor escala y duración que anteriores. Los más significativos se produjeron entre el 29 de agosto y el 1 de septiembre, y afectaron principalmente a Benicàssim, el litoral del Camp de Morvedre, Vinaròs y el norte de la provincia de Valencia.

El año 2021 tendrá con una probabilidad alta una temperatura media estimada de 15,7ºC (+/-0,1ºC) en el promedio del territorio de la Comunitat Valenciana, que es 0,4 ºC más que el promedio normal (15,3 ºC) y, en comparación con la serie de temperatura media del periodo de 30 años (1981-2010), lo califican como un año muy cálido.

Este año ha tenido cuatro meses con temperaturas inferiores al promedio normal: enero, marzo, abril y, sobre todo, noviembre, que tuvo una anomalía de -1,0 ºC. Entre los meses cálidos destacó febrero, que fue muy cálido, con una anomalía de +2,4 ºC.

Las mayores heladas

El paso de la borrasca Filomena dejó el día 12 enero la madrugada más fría de los últimos años: la mínima registrada en Ademuz, -15.5 ºC, es la más baja registrada en la Comunitat Valenciana desde enero de 2006. Esa noche la mínima en Camporrobles fue de -13.0, en Utiel -11.5, -11.0 en Aras de los Olmos y -10.0 en Vilafranca.

Por contra, el episodio cálido más significativo del año se produjo durante la ola de calor de los días 12 al 15 de agosto, con temperaturas que superaron los 40 grados en muchas localidades de las tres provincias. El máximo se registró en Jalance, con 45.7 ºC, la temperatura más alta registrada en la Comunitat Valenciana desde julio de 2015.

También se superaron los 43ºC en Ontinyent (44,8), Crevillent (44,0), Fontanars dels Alforins (44,0), Monóvar (44,0), Alcoy (44,0), Orihuela (43,7), Oliva (43,7), Villena (43,4), Utiel (43,3) y Novelda (43,2). En Ademuz, el registro de 42.2 ºC del 14 de agosto es el valor más alto de esta estación, superando los 41.6 del 10 de agosto de 2012.

En este mismo observatorio se superó el 12 de enero su récord de temperatura mínima, con -15.5 ºC, por lo que en el mismo año se han superado en esta localidad el registro más alto y más bajo de la serie, con una amplitud térmica (diferencia entre el valor más alto y más bajo) de 57,7 ºC.

Además, se produjeron otros fenómenos relacionados con la situación meteorológica, como bruscos ascensos del nivel del mar en la madrugada del día 11, que se notaron sobre todo en el litoral sur de Alicante, especialmente en Santa Pola; tormentas secas el día 14, y varios reventones cálidos el día 15, con incidencia en el sur de la provincia de Castellón, con ascensos de temperatura que llegaron hasta 42 ºC en la capital.

En el promedio del territorio, la temperatura media del día 15 es la más alta desde al menos 1950 en la Comunitat Valenciana y, entre los veinte valores más altos, tres corresponden a la ola de calor de agosto de 2021.

Fuera del verano, se considera "muy destacado" el episodio anormalmente cálido de los días 28 y 29 de enero, cuando se llegaron a rozar los 30ºC en el observatorio de Alicante: 29,8 ºC el día 29, que es la temperatura más alta registrada en enero en este observatorio desde que hay registros. En este mismo observatorio, el día 29 se alcanzaron los 16,3 ºC, que también es la mínima más alta en un mes de enero en el observatorio de Ciudad Jardín de Alicante.

-

Comentarios


EN TITULARES