ayora

Defensa aumenta el número de rastreadores militares para atajar el aumento de contagios en la comarca

 

Las Fuerzas Armadas tienen desplegados 707 rastreadores militares en las distintas comunidades autónomas para ayudar en el seguimiento de los contactos de las personas contagiadas de covid-19. Se prevé activar refuerzos en Cantabria y Baleares.

Los últimos efectivos se han unido en Canarias (12), Extremadura (23), Castilla y León (44) y la Comunidad Valenciana (60), según ha informado este lunes el comandante del Mando de Operaciones, Francisco Braco.

Braco ha realizado balance de las operaciones llevadas a cabo durante este año en un acto en la Base de Retamares (Pozuelo de Alarcón, Madrid). Estuvo acompañado de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El teniente general ha adelantado que este martes se activarán 15 rastreadores militares en Cantabria y aún está por confirmar la fecha de activación de 60 efectivos en Baleares.

Según ha apuntado, la Comunidad de Madrid está analizando si pedir un refuerzo en próximas fechas.

La región con más rastreadores militares es Castilla y León, con 132 miembros, seguida de Galicia, con 100, y Andalucía, con 90.

Hay una treintena de estos efectivos en Cataluña, pero solo se encargan del seguimiento de los viajeros del aeropuerto

Misión Baluarte

Dentro de la Misión Baluarte, del 6 al 9 de diciembre los efectivos militares han vigilado 11.979 contactos y han realizado 11.600 seguimientos.

En su labor de seguimiento de la situación sanitaria de los viajeros procedentes de Namibia, Botsuana, Sudáfrica, Lesoto, Esuatini, Zimbabue y Mozambique han detectado dos positivos en ese periodo.

Las Fuerzas Armadas también han llevado a cabo labores de apoyo en la campaña de vacunación en Astorga (León) y han colaborado con el Hospital Provincial de Ávila y el de Llíria (Valencia).

El teniente general ha detallado que la cifra máxima de rastreadores que han estado trabajando durante una jornada en toda España han sido 1.615. Ha destacado que Defensa tenía 5.000 efectivos alistados para responder a posibles peticiones autonómicas.

La media diaria de rastreadores militares a lo largo de la Misión Baluarte ha sido de 790. Han realizado un total de seis millones de llamadas y un seguimiento de alrededor de 60.000 pacientes.

El balance incluye también 1.455 desinfecciones de distintas instalaciones, desde residencias de mayores a centros penitenciarios, apoyo logístico al traslado de vacunas y actividades formativas.

Aunque había un plan para ayudar en la vacunación, finalmente solo inocularon las dosis a 959 deportistas olímpicos, 182 paralímpicos y 491 miembros del Comité Olímpico Español (COE).

.-

Comentarios


EN TITULARES