ayora

Valencia se ofrece para acoger a refugiados de Afganistán

Mónica Oltra hace hincapié en que la Comunitat Valenciana es "tierra de acogida", como se demuestra "desde su red de municipios refugio”

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, vicepresidenta y portavoz de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha asegurado ante la crisis que se vive en Afganistán por la llegada de los talibán que desde el Consell "vamos a seguir ofreciendo nuestros recursos y nuestras manos para que esas personas que huyen puedan encontrar un refugio seguro".

Oltra hace hincapié en que la Comunitat Valenciana es "tierra de acogida", como se demuestra "desde su red de municipios refugio y desde las políticas de la Generalitat que, desde 2015, con el Botànic, hemos apostado firmemente por una tierra de acogida donde puedan venir las personas que huyen de las bombas, de las guerras, que se lanzan al Mediterráneo, que huyen de las torturas o ahora mismo de un régimen talibán que no respeta los derechos humanos".

Oltra se ha mostrado en especial preocupada por las mujeres, las niñas y las adolescentes. En esta línea, se ha comprometido a, "como hemos hecho siempre y también desde la crisis de 2015 de la guerra de Siria", "seguir ofreciendo nuestros recursos, medios, manos y toda nuestra solidaridad para que esas personas puedan encontrar un refugio seguro, sobre todo, las mujeres, niñas y adolescentes", con el fin de que "puedan tener derecho a estudiar, a reír, a formarse, a trabajar en lo que quieran, a vestir como quieran y querer como quieran y a llevar un proyecto de vdia que deseen".

"La Generalitat Valenciana está comprometida, como no puede ser de otra manera, y esperemos que el Gobierno de España tenga en cuenta también este ofrecimiento y que su política de asilo y refugio ofrezca un destino seguro a las personas que, en este momento, a millares, intentan salir del infierno en que se ha convertido Afganistán", ha añadido.

Al respecto, ha recordado que en 2016 visitó los campos de refugiados de Grecia, "donde muchas de las personas que estaban eran afganas que ya huían de territorios controlados por los talibanes" y ha descrito que encontró a estas personas "embarrancadas". En esta línea, ha recalcado que, según le trasladaron las ONG que actuaban en la zona, había refugiados "de primera y segunda", de acuerdo con su procedencia, y que los que peor lo pasaban eran precisamente los afganos, que incluso llegaban en las peores embarcaciones.

Por ello, ha insistido en que la Generalitat lleva ofreciendo ayuda y refugio "desde 2015", cuando llegó el Botànic, y ha recordado que incluso quisieron fletar un barco desde allí para acoger a las personas que huían de Afganistán y que intentaban cruzar la frontera por Hungría y Austria. "El ofrecimiento está en pie desde 2015 y mucha de esta genta huía ya de los talibanes que controlaban ya parte del territorio y está igual de abierto que desde 2015", ha concluido.

En el mismo sentido se ha pronunciado el alcalde de València. Joan Ribo, ha dicho que "València está preparada desde el año 2015, cuando se declaró 'ciudad refugio', para acoger personas refugiadas. Además, está dispuesta a recibir a las víctimas de la crisis que está produciéndose en Afganistán”. Ribó ha puesto a disposición del gobierno del Estado y de la Generalitat los recursos municipales para acoger y tomar las medidas necesarias para ayudar a los refugiados y refugiadas de este país de Oriente Medio, y ha instado a la comunidad internacional “para activar un operativo para canalizar esta asistencia a las personas que huyen del régimen talibán”.

El alcalde ha recordado que “València es una ciudad solidaria y segura, con voluntad de hacer valer los derechos fundamentales sobre cualquier otra consideración, como ya lo ha demostrado muchas veces con las personas refugiadas y migrantes”. Ribó ha realizado este ofrecimiento del mismo modo que en junio del 2018 València impulsó la acogida de 629 personas rescatadas del Mediterráneo por parte del barco de salvamento Aquarius. “En esta ocasión –ha manifestado- hablamos de otra tragedia con un grave impacto internacional y tienen que prevalecer los derechos humanos”.

Joan Ribó ha asegurado que “el Ayuntamiento pone a disposición del Gobierno central y autonómico todos los recursos disponibles en València para acoger en esta ciudad y facilitar la salida de Afganistán de todas las personas afganas que se encuentren en riesgo de ser perseguidas por sus creencias, ideología y género”. “No podemos abandonar a ninguna de estas personas y tenemos que darles la oportunidad de tener una vida digna”. “Si podemos, desde València evitaremos más muertos y más injusticias” ha reiterado Ribó seguro “de la empatía y la solidaridad propia de los valencianos y valencianas ante con el sufrimiento de los otros". De esta manera, el alcalde ha recordado “la respuesta ciudadana ante la llegada de refugiados del Aquarius”. Ribó también se ha hecho eco de las campañas de sensibilización desarrolladas por el Ayuntamiento para visibilizar las causas de la migración, “que en el caso de las personas de Afganistán están más que justificadas”, ha añadido.

Por último, el alcalde ha rememorado que el octubre pasado València se añadió al programa de acogida Hermanamiento comunitario valenciano, fruto del convenio entre el Ministerio de Inclusión, la Conselleria de Igualdad, ACNUR, Cáritas, el Servicio Jesuita a Migrantes y varios municipios valencianos. “Nos sumamos a esta experiencia piloto y asumiremos el compromiso de ofrecer oportunidades a familias que han sufrido guerras, a veces muy largas, el exilio y el hambre, porque puedan empezar de nuevo en unas condiciones de vida dignas", ha concluido Ribó.

,.

Comentarios


EN TITULARES