Pascual Monleón: 75 años como músico en La Lira de Titaguas

 

Fotografía : Ángela Carabal

Lidia Ferrer | La Comunidad Valenciana es una región de música.  Son pocos los pueblos en los que no haya al menos una banda. En Titaguas, pequeña localidad de poco más de 450 habitantes en el interior de la provincia de Valencia, La Lira, que es como se denomina a su banda, cuenta con más de 180 años de historia y sigue gozando de una gran fuerza que moviliza a toda la población.

Pocas son las familias que no tengan algún miembro que sea músico y dentro de estos los hay con 8 o 10 años o incluso con 86, como es el caso de Pascual Monleón que tras 75 años sigue tocando su trombón de pistones de los que señala: “ya no hay”. 

En la celebración del Corpus, en junio del 47, cuando Pascual cumplía 11 años entró en la banda y a día de hoy sigue asistiendo a prácticamente todos los ensayos y conciertos. Su labor como músico es vocacional y la ha seguido a lo largo de su vida, salvo cuando le tocó hacer el servicio militar e irse a Suiza o Venezuela.

“Una gran familia”

Lo mejor es que su carrera no acaba aquí, porque goza de una estupenda salud y mientras pueda quiere seguir tocando, estar en La Lira y participar activamente en todas las actividades que se propongan. La Lira es como una gran familia formada por jóvenes, ancianos, músicos de oído, de conservatorio y que actualmente se estructura en tres bandas.

La principal, donde toca nuestro octagenario Pascual Monleón , la juvenil y la infantil que dirige su hijo, Javier Monleón y es que, si Pascual es el músico en activo de mayor edad de la Banda La Lira de Titaguas, sus dos hijos, su nuera y sus dos nietos son grandes músicos, tanto que estos últimos estudian para ser músicos profesionales y han cosechado varios premios de interpretación en percusión y tuba respectivamente.

Un recuerdo asociado a la felicidad

Pascual Monleón suele contar muchas anécdotas y chascarrillos que le han sucedido a lo largo de su trayectoria como músico. Empezó siendo un niño de la mano de Vicente Sayas de profesión carpintero y que se alojaba, como dice Monleón :”en su casa”. Allí acudían a aprender música, pero Pascual ya tocaba la bandurria desde pequeño. Su padre hizo algún pinito con el bombo, pero fue más guitarrista. Su tío Aurelio, recuerda Monleón “ya estaba en la banda y en junio del 1947 entré en la banda con el trombín, un trombón pequeño, a que siguió uno más grande, dorado y brillante … luego fueron otros. Ahora toco el de pistones y sigo teniendo la gorra que me dieron con el uniforme en el año 1948, que ahora no me para”. 

La banda es un recuerdo muy cariñoso y entrañable que Pascual Monleón guarda en su memoria asociado a la felicidad. Rondaron con la música por los pueblos cercanos, desde algunos de la provincia de Teruel, como Libros, de Cuenca como Santa Cruz de Moya (donde recuerda fueron andando, con caballerías y les cayó una gran nevada) o Valencia con 12 años y uniformes nuevos, en el año 1948 donde fueron a tocar a la calle Serranos. Entonces dice Monleón: “era otra cosa, no había tanto como ahora… íbamos en camión, llevábamos pollos vivos para hacer la comida…”

Pascual sigue su gran afición a día de hoy con la banda y la rondalla. Reside en Valencia como otros muchos músicos de los que integran la sociedad musical titagüeña y que junto con la escuela de música comarcal y los conservatorios de la ciudad, Llíria y Benaguacil, está consiguiendo nutrirse de muchos nuevos y talentosos músicos. Falta que alguno de ellos, como pide Monleón : “coja la tuba, que es grande y aparatoso, pero muy necesario porque es media banda…”. Afortunadamente su nieto Javier Monleón Rubio está dando muestras de ser un gran virtuoso de este instrumento.

Este próximo sábado 3 de diciembre la Sociedad Musical “La Lira” de Titaguas celebra la festividad de Santa Cecilia con un día cargado de eventos sobre todo musicales, como es el pasacalle por la localidad y posterior concierto en el Teatro Municipal al mediodía, por parte de las de las tres bandas: titular, infantil y juvenil donde además se dará la bienvenida a los nuevos músicos y quizá alguno de ellos siga los pasos de Pascual Monleón y sea músico en activo más de 75 años.

.-

Comentarios


EN TITULARES