ayora

La Subida a los Molinos de Alcublas planta cara a la ola de calor

 

El fin de semana más caluroso del verano no ha impedido la celebración de algunas carreras populares ya previstas en el calendario, y con tradición como la popular Subida a los Molinos de Alcublas, que alcanzaba este año su decimocuarta edición.

Tal como detalla Superdeporte, una carrera de 8,2 kilómetros con desniveles y que ya es famosa entre sus participantes, tanto por tradición como por las condiciones que presenta. En concreto, un desnivel de 168 metros positivos, una altitud máxima de 896 metros, y un cortafuegos de vértigo.

Además, las condiciones con las que se presentó para los casi dos centenares de valientes fueron durísimas, con unas temperaturas extremas, lo que recordó a la edición de 2019, antes de la pandemia. Un calor sofocante que no quitó las ganas y la ilusión de los participantes, que afrontaron la prueba con las debidas precauciones, hidratándose en los puntos de avituallamiento dispuestos por la organización.

Finalizaron la Subida a los Molinos, un evento muy querido y disfrutado por participantes y organizadores año tras año, un total de 143 corredores, 106 hombres y 16 mujeres. Los más rápidos y vencedores absolutos fueron Jesús Quiles Guiata (CA Turís), que detuvo el crono en 29:42, y Zahia Alegre Navarro (CA Utiel), con un tiempo de 36:09. Completaron el podio absoluto masculino Nour Eddine Asbita (CA Llíria), con 30:22, y Benja Mansilla Benavent (CA Els Coixos de Carlet), con 32:03. Y el femenino Lidia Hernández Izquierdo (CA Edeta), con 37:06, y Paula Alcocer Gosalbo (Redolat Team), con 38:42.

.-

Comentarios


EN TITULARES