ayora

Generalitat y DO Valencia abordan el Catálogo de Protección de los Paisajes del Vino

 

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad continúa avanzado en el Catálogo de Protección de los Paisajes Culturales del Vino en la Comunitat Valenciana, que está en fase de consulta previa hasta el 21 de febrero.

En este contexto se enmarca la reunión que ha mantenido la directora general de Política Territorial y Paisaje, Rosa Pardo, con representantes del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valencia, y a la que también han asistido alcaldes, productores y agentes sociales de estas comarcas.

La Denominación de Origen Valencia comprende las subzonas Alto Turia, Valentino, Moscatel, que abarcan las comarcas de la Hoya de Buñol y la Serranía principalmente, y Clariano que incluye los valles de les Alcusses y els Alforins y la Vall d'Albaida.

Como ha recordado la directora general, "la elaboración del Catálogo de Protección de los Paisajes del Vino es un compromiso del Consell que permitirá la preservación y dinamización de estos paisajes culturales, vivos y productivos que forman parte de la identidad y del acervo cultural del territorio valenciano".

Así ha explicado que "este instrumento identificará, valorará y protegerá los elementos estructurales que conforman este paisaje, y regulará los usos y actividades compatibles que permitan visibilizar, reconocer y poner en valor estos paisajes, dentro de los objetivos de mejora del equilibrio territorial de la Comunitat Valenciana".

En la reunión, los distintos agentes han expuesto su preocupación por la implantación de determinados usos, de gran escala y ocupación de suelo, como las plantas fotovoltaicas, que, entienden ayuntamientos y bodegueros, pueden amenazar estos paisajes culturales, y abogan por una implantación más racional de estas instalaciones.

Asimismo, se ha destacado el avance en la calidad de los vinos donde el paisaje forma parte de esta promoción económica, que genera una cadena de que incluye sectores tan emergentes como el enoturismo y el turismo gastronómico. Por ello, se ha indicado que estas implantaciones no deben menoscabar el valor productivo y cultural de estos paisajes. Otra preocupación de los ayuntamientos es si este Catálogo pudiera condicionar los tipos de cultivo, obligando a mantener la vid.

La directora general de Política Territorial ha comentado que, el paisaje es cambiante y lo que es importante es mantener sus elementos estructurantes. Igualmente se ha planteado la posibilidad que los municipios que lo deseen y no estén incluidos en el Catálogo puedan proponer a la Conselleria, la introducción de los ámbitos que consideren más relevantes de sus paisajes del vino y ha habido propuestas para incluir zonas de elevado interés.

También se ha señalado la necesidad de complementar el Catálogo con acciones de desarrollo rural y fomento económico de estas zonas, lo cual debería coordinarse con otros departamentos de la Generalitat con competencia en estas políticas.

Por último, se han comentado diversas cuestiones como la suspensión de licencias, la compatibilidad del Catálogo con la protección ambiental, las nuevas técnicas de cultivo de la vid, los posibles efectos del cambio climático y su influencia sobre este paisaje, entre otros.

Una vez que finalice la fase de consulta previa, se efectuará una presentación del borrador del plan y el documento inicial estratégico que se remitirá al órgano ambiental para iniciar la evaluación ambiental y territorial del Catálogo.

.-

Comentarios


EN TITULARES