ayora

Vilamarxant rehabilita el puente de hierro de la histórica línea férrea comarcal

 

El Ayuntamiento de Vilamarxant, a través de la concejalía de Turismo, ha rehabilitado el puente de hierro que atraviesa su término municipal y que se ha convertido en un emblema de la localidad porque habla de los inicios de la industrialización y del camino transitado hacia una forma de vida sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Las actuaciones que se han realizado, por valor de 197.126 euros de los cuales 40.000 proceden de una subvención de la Conselleria de Turisme de la Comunitat Valenciana, harán que esta estructura del siglo XIX se convierta en un punto de interés turístico fundamental tanto para el municipio como para la comarca, ya que unirá Vilamarxant con el Parque Natural del Túria, Benaguasil y Riba-roja del Túria.

Xavier Jorge, alcalde de Vilamarxant, ha destacado el gran esfuerzo realizado para que hoy el puente de hierro esté totalmente rehabilitado: “Hace un año el puente estaba perdido, sucio, peligroso y no tenía ninguna utilidad. Hoy, después de mucho trabajo, luce seguro, accesible, útil y representa la prosperidad de nuestro pueblo”.

“Esta infraestructura ha pasado de ser un problema y un recurso abandonado a convertirse en un emblema de Vilamarxant. Y, lo más importante, vuelve a ser útil para la ciudadanía”, ha continuado el primer edil, quien ha recordado a las vecinas y vecinos que volverán a disfrutar de un espacio único en pleno Parque Natural del Túria.

“El puente de hierro es historia viva del ocio y la vida social de Vilamarxant. Durante los días de Pascua, los niños, jóvenes y mayores acudían por la tarde a comerse la mona, corretear por el cauce y abrazarse a las columnas que sostienen el puente. Por suerte, los más jóvenes de Vilamarxant podrán volver a hacerlo gracias a su rehabilitación”, ha comentado Jorge.

La ciudadanía podrá ahora pasar sobre el puente, disfrutar de las vistas de Vilamarxant desde lo más alto, atravesar el cauce con bicicleta o a pie y todo ello con seguridad y con respeto hacia la historia de una infraestructura única, que será una enseña del turismo sostenible y respetuoso con el entorno.

La construcción del Puente de Hierro data del año 1889, con una longitud original de 117,8 metros y sostenido por cuatro gigantes botellas de hierro de metal. Las riadas de 1897 y de 1957 alteraron su aspecto original, ya que las primeras inundaciones hicieron que desapareciera el lado de Llíria. Más tarde, en 1902, fue reconstruido.

En la segunda riada perdió el terraplén de acceso por su parte sur, construyéndose posteriormente una nueva pila de hormigón y un nuevo tramo metálico de viga de alma llena de 21,6 metros, aumentando su longitud y alcanzando actualmente 161 metros.

 

.-

Comentarios


EN TITULARES