lunes, 7 de septiembre de 2020

El Centro de Salud de Riba-roja amplía su personal sanitario con un médico, dos enfermeras y dos administrativos


+ TURIA | Los usuarios han manifestado reiteradamente sus quejas por el deficiente servicio telefónico del ambulatorio
La Gerencia del Hospital de Manises ha accedido a las reiteradas peticiones del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria de dotar con mayores recursos humanos el incesante incremento del volumen de trabajo en el centro de salud de la localidad y ha anunciado que al mismo se incorporarán un médico, dos enfermeras, así como otras dos personas con responsabilidades administrativas.

De esta forma, la llegada de los nuevos profesionales sanitarios y administrativos se cubre una de las reclamaciones que desde el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria se ha realizado durante las últimas semanas por la falta de personal en el centro de salud de la localidad y ante la carga de trabajo que deben soportar en esta localidad con una población que supera los 22.000 habitantes.
La comunicación del área de Salud del Hospital de Manises, del que depende el centro de salud de Riba-roja de Túria, subraya la asignación de un médico más y dos enfermeras que, según se especifica en el escrito, realizarán “funciones asistenciales y de rastreo de casos”, así como la incorporación de personal administrativo para mejorar “no solo la contestación de llamadas sino también la solución de las mismas por personal asistencial; son dos administrativos más que se incorporan al centro de salud”.
El departamento de Manises ha incorporado 107 profesionales de todas las categorías desde el comienzo de la pandemia. De ellos 36 son facultativos y 30 enfermeras. Paralelamente se ha informado de la ampliación del número de líneas telefónicas tanto en primaria como en especializada.
Además se ha creado una página específica para el contacto de los pacientes con sus centros de salud y consultorios, centros de especialidades y el hospital para facilitar el acceso y dar una alternativa al contacto telefónico.
Las protestas de los usuarios del centro de salud de Riba-roja de Túria por la falta de personal para atender las llamadas telefónicas ha sido una de las peticiones que desde el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria se ha trasladado con una mayor insistencia tanto a la Gerencia del Hospital de Manises, como gestor del que depende el ambulatorio, como a la conselleria de Sanitat Universal. El aumento del volumen de llamadas estaba motivado por las restricciones de las visitas presenciales a causa de la pandemia.
El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que desde el ayuntamiento “continuaremos exigiendo una adecuada asistencia sanitaria a nuestros vecinos con el aumento de recursos humanos y técnicos que ellos se merecen; esperemos que con este aumento del número de personal sanitario y administrativo mejor el servicio que hasta ahora venían recibiendo”.
.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario