viernes, 24 de julio de 2020

Riba-roja de Túria gestiona más de 1.300 llamadas en el programa de atención psicológica durante el confinamiento


+ TURIA | El Ayuntamiento gestionará el servicio presencial en los meses de julio y agosto
El servicio de atención psicológica que puso en marcha el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria a finales del pasado mes de marzo con motivo del Estado de Alarma y el consiguiente confinamiento ha recibido un total de 1.317 llamadas de usuarios a lo largo del tiempo en el que ha estado en funcionamiento. El servicio de asistencia jurídica, por su parte, ha alcanzado los 109 usuarios. 

Paralelamente, el consistorio ampliará el servicio psicológico presencial que viene prestando habitualmente desde hace tiempo durante el presente verano, en los meses de julio y agosto, una situación que hasta ahora no había sucedido. De esta forma, el gobierno municipal pretende dar un servicio adecuado a los ciudadanos y ciudadanas de Riba-roja de Túria que lo demanden.
La memoria elaborada por el gobierno municipal detalla, además, que el servicio de atención psicológica juvenil que se puso en marcha en mayo pasado ha recibido un total de 47 llamadas telefónicas, con un rango de edades que oscilan entre los 16 y los 21 años y que se puso en funcionamiento para dar respuesta a los problemas o dificultades de este segmento poblacional. Entre los motivos de las llamadas cabe destacar algunas cuestiones como las relaciones de pareja, las situaciones de ansiedad derivados del confinamiento y, por último, diversos episodios sobre la soledad.
Un informe municipal detalla las actuaciones llevadas a cabo a raíz de la pandemia en el área de las Políticas Inclusivas y Derechos Sociales el año 2020. Entre ellas, cabe destacar el reparto de material higiénico y sanitario entregado a las residencias geriátricas y a los centros de enfermedades mentales, como las 486 mascarillas, los 267 trajes Epis, los 79 botes de gel, los 976 guantes o las 130 pantallas faciales.
Los servicios técnicos municipales están realizando nuevas valoraciones de la ley de la Dependencia, con visitas a los domicilios para llevar a cabo la valoración de la persona dependiente en su entorno y, al tiempo, la vuelta a la atención presencial con los servicios mínimos de manera progresiva, de tal forma que se llevan a cabo todo tipo de tramitaciones y consultas prestadas por las diversas áreas.
El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha destacado “el enorme esfuerzo que se ha realizado desde el confinamiento por atender y dar respuesta a las personas y las familias con mayor vulnerabilidad, y desde el equipo de gobierno hemos redoblado todos los recursos económicos y humanos para una eficacia mayor de los programas e iniciativas que se han puesto en marcha a lo largo de este tiempo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario