viernes, 13 de marzo de 2020

La Generalitat “obliga” a los centros de salud privados a ponerse a disposición de la sanidad pública


+ TURIA | El Consell aprueba, entre otras medidas de choque, la autorización excepcional para nombrar a personal con titulación de medicina pero sin la especialidad correspondiente
La Generalitat Valenciana ha aprobado esta mañana un decreto ley de medidas de urgencia para combatir la extensión del coronavirus que entre otras medidas contempla incorporar a todo el sector sanitario privado a la red pública.

Así lo ha anunciado la consellera de Sanitat, Ana Barceló, en rueda de prensa, quien ha subrayado que con este decreto ley se pone a disposición del Sistema Valenciano de Salud “de medios y recursos sanitarios de Diputaciones, Ayuntamientos, mutuas de accidentes y trabajo y de centros y establecimientos sanitarios privados. Durante el tiempo que sea necesario”.
Se autoriza al servicio de salud de la CV a habilitar espacios para uso sanitario en locales públicos o privados que reúnan las condiciones necesarias para prestar asistencia sanitaria (ambulatoria, de consulta u hospitalización.). “Tanto esta medida como la anterior se adoptarán previa Autorización judicial”, reza el texto.
Asimismo se advierte que todo el personal dependiente funcionalmente de la CSUSP podrá ser requerido para realizar funciones relacionadas con la asistencia o cobertura directa o indirecta de la presente contingencia según sus competencias, distintas de las correspondientes a su puesto de trabajo categoría o especialidad. También podrán adoptarse medidas de movilidad geográfica en el ámbito de la CV.
También se ha decretado la suspensión temporal de la normativa ordinaria de aplicación en materia de jornada de trabajo y descanso de aplicación a cada 2 2 tipo de personal, previa comunicación a los órganos de representación de personal. Y según las necesidades asistenciales de cada centro. Sin embargo la suma de los descansos en período semanal no podrá ser inferior a 70 horas con un promedio de descanso entre jornadas de trabajo de 10 horas. También se podrán suspender el régimen ordinario de permisos, licencias, reducciones de jornada y vacaciones.
Otras medidas de choque son la autorización excepcional para nombrar a personal con titulación de medicina pero sin la especialidad correspondiente. Y también la recuperación de personal en situación de jubilación. El personal facultativo y enfermeros jubilados menores de 70 años podrán voluntariamente solicitar la reincorporación al servicio, a jornada completa o parcial. | LA VANGUARDIA |

No hay comentarios:

Publicar un comentario