miércoles, 12 de febrero de 2020

El Grupo Popular en la Diputación apoya a las organizaciones agrarias en defensa de “una rentabilidad digna para los productores”


+ TURIA | El diputado Joaquín Segarra impulsa esta moción que defiende la manifestación que los agricultores han convocado el próximo viernes
El Grupo Popular en la Diputación de Valencia ha mostrado su total apoyo a las organizaciones profesionales agrarias que el próximo viernes día 14 han convocado una manifestación y tractorada para denunciar la difícil situación del campo valenciano.

La moción que ha impulsado el diputado Joaquín Segarra y que se debatirá en el próximo pleno de la corporación provincial está en sintonía con las denuncias que se hacen desde ASAJA en la Comunitat Valenciana, Jóvenes Agricultores, la Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castellón, la Unió de Llauradors i Ramaders y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos del País Valencià sobre la situación límite que atraviesa el sector agrario.
En el texto de la iniciativa del Grupo Popular –que lleva varios plenos de la Diputación pidiendo medidas que alivien la presión fiscal para los agricultores, entre otras ayudas– se reclama a las distintas administraciones que plasme una serie de medidas a corto, medio y largo plazo que garanticen «una rentabilidad digna para los productores valencianos».
Segarra ha destacado que ya el año pasado las principales asociaciones representativas del sector agrario valenciano iniciaron, sin encontrar una respuesta positiva en las Administraciones, movilizaciones en defensa del sector citrícola y vinícola y la manifestación del próximo viernes es una continuación de esa campaña de reivindicaciones.
La crisis de rentabilidad en la mayoría de las producciones agropecuarias «es evidente» ha denunciado Segarra quien ha puesto como ejemplo la última campaña del caqui que ha sido la peor de la historia.
También ha destacado que el Gobierno de España acaba de aprobar un incremento del salario mínimo interprofesional que el sector «no tiene la capacidad de trasladar al precio de sus productos». En la moción se destaca igualmente que hay una utilización de la agricultura y la ganadería valenciana como moneda de cambio en los acuerdos de la Unión Europea con países terceros.
«Este panorama desalentador», ha proseguido Segarra, comporta que la  Comunidad Valenciana sea líder en superficie agraria abandonada –más de 161.000 hectáreas sin cultivar–; en la falta de relevo generacional y envejecimiento de la población agraria (cerca de los 62 años de media); en pérdida de superficie agraria de regadío; en falta de inversiones hidráulicas y en déficit de balance continuado entre primas e indemnizaciones de los seguros agrarios».
Por ello y «ante la necesidad de cambiar esta tendencia, las Administraciones no podemos mirar hacia otro lado y debemos apoyar decididamente a nuestros agricultores que aportan 2.393 millones de euros al PIB valenciano y más de 55.000 empleos», al margen de su indudable aportación a la sostenibilidad del medio ambiente.
Segarra espera contar con el apoyo de todas las formaciones políticas que componen la Diputación en esta legislatura y dar traslado de la necesidad de cambiar la situación crítica de la agricultura valenciana al Gobierno y la Generalitat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario