viernes, 27 de septiembre de 2019

“Nuestro sistema de producción de alimentos es muy frágil y está llegando a su límite”


+ TURIA | La Yesa acoge un encuentro para abordar la problemática del Desarrollo Rural frente a los retos del sistema alimentario en el Horizonte 2050 | “El proceso de despoblación es reversible pero requiere una actuación en todos los niveles territoriales (multinacional, nacional y autonómico)”
La Cátedra Bayer Crop Science ha organizado un Think Tank en el municipio de La Yesa, Valencia, dedicada a El Desarrollo rural frente a los retos del sistema alimentario en el Horizonte 2050 y centrado fundamentalmente en qué acciones deben realizarse para garantizar la sostenibilidad del sistema alimentario y que papel pueden asumir las zonas rurales frente a ese reto.

Los asistentes, procedentes del entorno del municipio, han participado en dinámicas dirigidas a trabajar con elementos como la innovación y la transformación digital para hacer frente a retos derivados de cuestiones como el cambio climático, la disminución de suelo cultivable y de recursos hídricos y el necesario desplazamiento hacia productos de origen vegetal.
La jornada ha sido presentada por el alcalde de La Yesa, Miguel Angel Sanahuja, y Cristina Santamarina, directora de la Cátedra, y ha contado con la participación del  catedrático de Medioambiente y Ordenación del Territorio de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Domingo Gómez Orea, que ha tratado sobre las relaciones campo-ciudad como clave del desarrollo sostenible, y el catedrático de Economía Aplicada y Profesor de Economía y Política Agrarias en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), José María García Álvarez-Coque, que se ha centrado en las alternativas a problemas como la despoblación y el abandono rural.
Además, se han realizado una serie de dinámicas con los asistentes acerca de las seis prioridades de Desarrollo Rural para el periodo 2014-2020 de la Unión Europea y los retos del sistema alimentario en el Horizonte 2050. Como resultado de la dinámica grupal se han definido una serie de propuestas vinculadas al cumplimiento de estos objetivos entre las que destacan mejoras en los transportes, aprovechamiento de las sinergias entre distintas empresas locales, mejora de la fiscalidad rural y utilización de nuevas tecnologías.
En su presentación, la directora de la Cátedra Bayer, Cristina Santamarina, ha señalado que “nuestro sistema de producción de alimentos es muy frágil y está llegando a su límite a consecuencia de problemas como el cambio climático, la escasez de agua o la reducción del suelo agrícola. Además nos enfrentamos a nuevas formas de alimentación y de producción de alimentos (superalimentos) y a un creciente desplazamiento de habitantes hacia las ciudades. Hoy reflexionamos sobre cómo abordar esta situación desde la realidad de un municipio de interior».
Domingo Gómez Orea, catedrático de la UPM y experto en desarrollo sostenible ha explicado que “aunque el mundo rural es profundamente heterogéneo existen medidas, como una fiscalidad específica que atraiga a emprendedores, que junto a las posibilidades que ofrece internet y el teletrabajo son la vía para crear riqueza y empleo. Para Gomez Orea “el proceso de despoblación es reversible pero requiere una actuación en todos los niveles territoriales (multinacional, nacional y autonómico)“.
Para José María García Álvarez-Coque, catedrático de la UPV, la clave para afrontar el reto demográfico es  hacer compatible el uso de las nuevas herramientas tecnológicas con la defensa de nuestros valores y patrimonio. El experto ha señalado que existen 157 municipios en riesgo de despoblación en la Comunitat Valenciana y que los factores principales que conducen a esta situación son “la falta de accesibilidad, de dinamismo económico y de servicios públicos”.
Esta actividad de la Cátedra Bayer surge de la necesidad de concienciar sobre la obligación de tomar medidas de cara a un futuro en el que se prevé que la población alcance los 10.000 millones de habitantes en 2050, lo que obligará a un incremento de un 70% de la producción de alimentos, según previsiones de la FAO. Este hecho, unido a la disminución de suelo cultivable y los efectos del cambio climático, harán necesario un desplazamiento hacia los productos de origen vegetal y la aplicación de avances tecnológicos para propiciar la sostenibilidad de la alimentación mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario