martes, 29 de enero de 2019

La policía de Vilamarxant se incauta de una pistola de fogueo a una persona de nacionalidad alemana


+ TURIA | Según una vecina del detenido, presuntamente le amenazó desde su vivienda con el arma
La Policía Local y la Guardia Civil de Vilamarxant se incautaron de una pistola de fogueo a una persona de nacionalidad alemana tras recibir una llamada por parte de una vecina que manifestaba que había sido amenazada con un arma de fuego.

Después de la intervención de los agentes, el individuo escoltado por la Policía Local fue trasladado y escoltado mediante un SAMU, al Hospital de Llíria para su ingreso en el departamento psiquiátrico para una valoración.
Según una vecina del inmueble, el ciudadano alemán, que responde a las siglas R. K. S., presuntamente le amenazó desde su vivienda con la pistola, que después fue intervenida en la actuación de la policía de Vilamarxant.
Tras la llamada de la vecina alertando de las amenazas, la Policía Local solicitó colaboración al Cuartel de la Guardia Civil y, una vez dotados con las correspondientes prendas de seguridad, se personaron en el domicilio.
Tras varios requerimientos para que abriera la puerta a los agentes, el morador hizo caso omiso a las indicaciones, por lo que se estudió otras formas de acceder al mismo, optando por hacer la entrada descolgándose por la terraza de la finca.
Por tal motivo, el oficial jefe descendió con una escalera colocada a tal efecto para acceder a la terraza del inmueble, mientras los otros miembros del operativo le ofrecían cobertura con sus armas reglamentarias desde la terraza de la finca.
Una vez en el interior, el oficial requirió al individuo, que se encontraba sentado en el salón de la vivienda, que mostrara en todo momento las manos y que, lentamente, las colocara sobre su cabeza para salvaguardar su integridad física.
Posteriormente se le ordenó que se tumbara boca abajo con las manos en la cabeza y, junto a otro agente que había bajado en apoyo, procedió a engrilletarlo por motivos de seguridad.
Según el atestado policial, el vecino de nacionalidad alemana guió de manera voluntaria a los agentes hasta su dormitorio, lugar en el que se encontró una caja con un arma detonadora con doce cartuchos en el cargador, utilizada supuestamente para intimidar a su vecina.
Finalmente, tras la intervención policial y al verificar los agentes que la aptitud de R.K.S. pudiera tratarse de un problema psiquiátrico, se solicitó a través de 112 un SAMU para su traslado al Hospital de Llíria para una valoración psicológica, debido a la conducta adoptada por el implicado durante el suceso con sus vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario