jueves, 13 de septiembre de 2018

El fósil robado en Dinópolis podría rondar un valor de 3.000 euros


+ TURIA | Los autores del robo de la pequeña salamandra petrificada forzaron la cerradura de la vitrina para llevársela
El autor o autores del robo del fósil de una pequeña salamandra en Dinópolis –un hecho que los responsables de este parque temático turolense que gira en torno a la paleontología denunciaron el pasado domingo– rompieron la cerradura de la vitrina en la que se encontraba la pieza para poder llevársela.

Tal como informa el diario Heraldo, así lo indicaron este martes fuentes de la Policía Nacional en Teruel –encargada de la investigación–, las cuales explicaron que los ladrones pudieron utilizar "cualquier objeto" para forzar el mecanismo de seguridad que salvaguarda el contenido de la vitrina asaltada, situada en la sala dedicada al ‘Mundo acuático’ del edificio principal de Dinópolis.
La sala en la que se produjo el robo no cuenta con cámaras de vídeo de seguridad, por lo que el centro de ocio no ha podido capturar ninguna imagen que ayude a esclarecer lo ocurrido, señalaron las mismas fuentes policiales. Este robo constituye un hecho inédito en Dinópolis, donde nunca antes había sido sustraída alguna de las muchas piezas que allí se exponen y entre las cuales figuran tanto réplicas como elementos originales.
La pieza robada, de pequeñas dimensiones –diez centímetros de longitud por cinco de altura y apenas cinco milímetros de grosor–, es una salamandra petrificada que se exponía bajo el nombre de ‘Caudata indeterminada’ –un grupo de anfibios al que pertenecen también algunos tritones– y que en el mercado ilegal de este tipo de objetos podría alcanzar un precio que oscilaría entre 2.000 y 3.000 euros, según fuentes próximas a la investigación.
Importancia científica
No obstante, las mismas fuentes aclararon que, si bien el valor monetario de la pieza puede parecer poco elevado, otra cosa muy distinta es su importancia para el avance de la ciencia de la paleontología. En este sentido, tal y como indicaron desde el Gobierno aragonés, paleontólogos expertos en este tipo de anfibios están evaluando la gravedad del robo, atendiendo a la faceta científica de la pieza.
Tres días después de que fuera denunciada la sustracción, se desconoce quién o quiénes han sido los autores. Igualmente es todavía una incógnita si la sustracción pudo ser realizada por algún visitante, un coleccionista, un experto en paleontología u otro tipo de personas.
En lo que todo el mundo coincide es en que no era fácil robar la pieza, al estar protegida en una vitrina vertical cerrada a cuyo interior solo tiene acceso el personal autorizado del parque temático.
Procedente de Libros
El fósil de este pequeño vertebrado fue encontrado en Libros, una localidad a 26 kilómetros de Teruelcon un centenar de vecinos cuyas rocas han dado a la paleontología extraordinarios fósiles. Allí se hallaron las famosas ‘ranas de Libros’, piezas muy valiosas al haber aportado información sobre el excepcional proceso de fosilización de sus tejidos blandos. Estos anfibios vivieron a finales del Mioceno, hace entre 8,7 y 11 millones de años. Algunos recientes estudios apuntan a que esta circunstancia fue posible gracias a la riqueza en azufre del entorno. De hecho, en Libros se explotó una mina de azufre desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX.
Dinópolis combina ocio y ciencia. Además de atracciones para el público, integra en su oferta el Museo Paleontológico, la sección en la que se encontraba la pieza sustraída. Este museo es una de las mayores superficies expositivas del país dedicada exclusivamente a la paleontología. Está dividido en tres grandes áreas. Una de ellas se centra en el mundo acuático a lo largo de las distintas eras geológicas y las otras dos muestran fósiles de vertebrados mesozoicos y mamíferos terciarios, respectivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario