viernes, 24 de agosto de 2018

Riba-roja de Túria abre expediente a 1.700 vecinos por mantener sucias y abandonadas sus parcelas


+ TURIA | El consistorio insta a los propietarios a limpiarlas y adecentarlas antes del próximo mes de octubre para cumplir así la actual ordenanza municipal sobre terrenos y solares
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha abierto un expediente sancionador a 1.700 vecinos de la localidad por mantener sucias y abandonadas sus parcelas privadas pese al alto riesgo de incendio forestal. 

El consistorio les ha instado por carta a limpiarlas y adecentarlas antes del próximo mes de octubre para cumplir así la actual ordenanza municipal sobre terrenos y solares. Alrededor de 350 propietarios han limpiado ya sus parcelas mientras que los 1.300 restantes todavía no lo han hecho.
La normativa local aprobada a finales del pasado mes de abril prevé sanciones de entre 1.501 y 3.000 euros para aquellos propietarios de terrenos que mantengan sus parcelas sucias y sin vallar sus terrenos, con el lanzamiento de todo tipo de residuos a los solares acotados por sus dueños o de terceras personas, la caída o lanzamiento de materiales de construcción desde plantas superiores a la vía pública, la posesión de un solar u obra sin cabeza tipo de cierre o el incumplimiento de los requerimientos municipales sobre corrección de deficiencias advertidas que supongan más de una infracción grave o la suma de una grave y una leve.
La situación de algunas parcelas o solares es de un elevado riesgo por su cercanía a zonas o áreas forestales, agravadas en periodos estivales o de elevadas temperaturas de forma que el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria se plantea recurrir a las instancias judiciales para acceder a estas propiedades y, a continuación, remitir el coste de la limpieza a sus propietarios.
Hasta el momento, de las cerca de 1.700 parcelas detectadas sin limpieza ni vallados en diversas zonas próximas a enclaves de alto valor ecológico y forestal existen alrededor de entre 350 y 400 cuyos dueños han accedido ya a las exigencias del consistorio de resolver las anomalías descubiertas mientras que las restantes 1.300 están a la espera de que se puedan subsanar en un corto espacio de tiempo.
La ordenanza vigente fue auspiciada por el actual equipo de gobierno de Riba-roja de Túria - formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- con el respaldo, además, de las formaciones políticas existentes en el pleno municipal como el Partido Popular, Riba-roja Puede y Ciudadanos ante la situación que se vive en las parcelas ubicadas cerca del casco urbano y de las áreas forestales.
Las áreas próximas a algunas áreas residenciales como els Pous, Masía de Traver, València la Vella así como otras como Porxinos o els Carassols son algunas de las que presentan actualmente mayor volumen de incidencias en cuanto a falta de cuidados de limpieza y vallado de los terrenos y solares, por lo que el consistorio está actuando con mayor vigilancia y supervisión para evitar situaciones de riesgo de incendio.
Estas deficiencias detectadas se han localizado gracias a un informe de ingeniería forestal sobre la zonificación de áreas prioritarias de actuación para la prevención de incendios forestales realizado en el término de Riba-roja de Túria y en el que se establecen diversos grados de intensidad en función del riesgo ante el posible escenario que se desencadenaría por la propagación del fuego.
El estudio identifica las parcelas que por su cercanía a las áreas forestales o urbanas, especialmente con alta densidad poblacional, presentan un mayor riesgo de incendio en determinadas épocas del año, sobre todo los periodos estivales y aquellos con temperaturas elevadas. Todas las parcelas detectadas en el trabajo realizado presentan diversos grados de riesgo y vulnerabilidad ante posibles situaciones derivadas por un posible incendio.
El concejal de Medio Ambiente, José Ángel Hernández, ha destacado "la obligación de los dueños de estos solares o parcelas que presentan mayor abandono o suciedad para que puedan enmendar esta situación ya que el riesgo es alto en caso de situaciones de incendios que se agrava, además, por la presencia cercana a áreas urbanas, por lo que es necesaria una mayor concienciación por parte de sus propietarios; el trabajo que los técnicos y el personal del ayuntamiento está enfocado a minimizar cualquier riesgo o vulnerabilidad ambiental" .

No hay comentarios:

Publicar un comentario