jueves, 19 de octubre de 2017

La Pobla de Vallbona rebaja los impuestos de recogida de basura y del IBI

+ TURIA | El Ayuntamiento ha modificado las ordenanzas municipales para conseguir beneficio fiscales para vecinos y comerciantes

Dos actuaciones importantes para la economía de las familias de la Pobla de Vallbona han sido adoptadas por el actual equipo de gobierno (Compromís, PSOE, CUPo y EUPV). Por un lado se han adoptado medidas que afectan a la tasa de recogida de basuras. La otra actuación afecta al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

La modificación de la tasa de recogida de basuras afecta, fundamentalmente, a los negocios. Las viviendas no experimentan ningún cambio en la cantidad que se debe abonar. Los cambios se aprecian, fundamentalmente, en los comercios. Los que no se dedican al sector hostelero y de restauración, quedan todos agrupados. Los que sí son de hostelería y restauración, se dividen no por número de comensales... sino por su aforo.
A efectos prácticos, la rebaja es sustancial, como explica la edil de Hacienda en el consistorio poblano (Iris Marco): “En locales con un aforo máximo de 50 personas, se pasa a pagar 204 euros... frente a los 336 que se pagaban hasta ahora; si el local es hasta 100 personas, se pagará 204 euros... y no los 671 que se pagaban hasta ahora. En el caso de negocios par hasta 200 personas, la reducción va de los 1.342 euros a los 336; i en los locales de más de 200 personas, se pasa de 1.474 euros a 671 euros. En todos estos casos, el cambio en el pago será efectivo a partir de 2018”.
Cambios también en el IBI
Si las modificaciones en la tasa de recogida de basuras suponen una importante reducción en la cantidad que pagarán los vecinos y vecinas de la Pobla de Vallbona, a partir del próximo año, en el IBI también se aprecia la voluntad del equipo de gobierno local de adoptar medidas que contribuyan a reducir la presión fiscal sobre los habitantes del municipio.
Así, las gestiones efectuadas por personal técnico del consistorio y representantes políticos poblanos ha surtido efecto: por un lado, tras mantener diversas reuniones con la Dirección General del Catastro, se ha logrado una reducción de hasta el 0,91% respecto al valor catastral de las viviendas. Esta medida afectará a cualquier inmueble (casa, terreno, etc.) a partir del próximo año.
En el mismo sentido, se ha modificado el tipo impositivo del gravamen: se pasa del 0,46 al 0,44. Igualmente, se mantiene la subvención por vivienda habitual: “Todas estas decisiones e adoptan, desde el equipo de gobierno, para ajustar le ‘presión fiscal’ sobre nuestros vecinos. Frente a un afán recaudatorio, nosotros actuamos como unos gestores responsables y que entienden la situación en que viven nuestros vecinos y vecinas. Por ello actuamos de forma coherente y consecuente, al tiempo que cumplimos con los compromisos adquiridos con la ciudadanía”, explica el alcalde poblano (Josep Vicent García).

No hay comentarios:

Publicar un comentario