martes, 19 de septiembre de 2017

Olocau trabaja en una experiencia pionera de autoprotección contra incendios

+ TURIA | Es el primer municipio en dotarse de un nuevo tipo de equipamiento de seguridad consistente en extintores y mochilas forestales automáticos
El año 2017 es ya uno de los peores años de la última década en cuanto a incendios forestales. En lo que va de año, se han producido un 33% más de grandes incendios (mayores de 500 ha) que en la media de los últimos diez años en el mismo periodo. 

Las condiciones de sequía y olas de calor asociadas al cambio climático han alimentado estos “superincendios” por todo el planeta y España no es una excepción. La severidad de esta nueva clase de incendios, más destructivos y voraces, nos hace ver que la autoprotección ha pasado de ser una opción a ser una obligación que todos debemos asumir.
En esta línea y desde principios del verano de 2017 el Ayuntamiento de Olocau y la empresa Pyro Fire Extinction, trabajan en una experiencia piloto pionera en Europa, en la que se están implantando un conjunto de nuevas herramientas que incrementan la capacidad de autoprotección del municipio en aspectos tan importantes como la prevención o la capacidad de respuesta rápida  ante conatos o fuegos incipientes. Este Plan de Defensa tiene tres líneas de actuación principales: la formación, la adquisición de equipamiento de extinción y la instalación de sistemas de alerta en tiempo real.
Olocau es el primer municipio en dotarse de un nuevo tipo de equipamiento de seguridad consistente en extintores y mochilas forestales automáticos, que han sido desarrollados y testados a nivel europeo dentro del programa de la Comisión Europea “7th Framework Programme”. Se han realizado sesiones formativas a miembros de protección civil de Olocau, la policía local y las brigadas municipales. Estas herramientas permiten crear perímetros de seguridad durante trabajos o actividades que puedan generar un incendio y al mismo tiempo dotan al municipio de mayor capacidad de actuar ante conatos o fuegos incipientes, en lo que viene a denominarse “primera intervención”.
Por otra parte, el Plan de Protección incluye la instalación de un nuevo sistema de seguridad frente a incendios forestales, llamado Bseed WATCH, que consta de una red de sensores y una plataforma on-line abierta que actúa como vigilante durante las 24 horas del día, los 365 días del año. Esta instalación constará inicialmente de 60 sensores, siendo una de las mayores redes de sensores de detección implantadas en España. El sistema permitirá monitorizar con alta precisión amplias zonas del término municipal e informar en tiempo real sobre el nivel de riesgo de cada área, poniendo en marcha medidas preventivas específicas. Además de ser un elemento disuasorio, Bseed WATCH puede detectar la presencia de fuego en pocos segundos y alertar de forma inmediata a la población y a los responsables de emergencias. Además, su gran potencial se encuentra en que una vez detectado el incendio, el sistema aporta información precisa del fuego en cuanto a ubicación, velocidad de avance, dirección o saltos de pavesas, permitiendo al operativo de extinción actuar con mayor rapidez y de forma más eficaz.  Se trata de un sistema de alerta y apoyo a la extinción diseñado específicamente para la defensa de las zonas de interfase urbano forestal (IUF), espacios muy difíciles de proteger y donde el operativo de extinción puede llegar a colapsar.
Olocau se sitúa con esta ambiciosa iniciativa en la vanguardia de la autoprotección frente a los incendios forestales. Los responsables municipales y de la empresa Pyro, quieren convertir esta experiencia piloto en un modelo de referencia para otros municipios y núcleos habitados que quieran, como Olocau, tomar la iniciativa en la mejora de su autoprotección frente a los incendios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario