jueves, 27 de abril de 2017

La helada del pasado viernes ha producido pérdidas de 800.000 euros en el Rincón de Ademuz

+ TURIA | Ha afectado a unas 600 hectáreas de almendros, nogal, viña y fruta, en especial, a la manzana esperiega
LA UNIÓ de Llauradors informa que las heladas, ocurridas fundamentalmente en las madrugadas del periodo comprendido entre el 20 y 22 de abril, han provocado unos daños superiores a los 10 millones de euros tras afectar a más de 9.000 hectáreas en las zonas de interior de las provincias de Castellón y Valencia.

Los cultivos más perjudicados han sido la viña y el almendro, aunque también se han visto dañados en algunas comarcas el cerezo, nogal o la fruta (melocotones, ciruelos y manzanas).
En la provincia de Valencia se han visto afectadas más de 6.000 hectáreas en las comarcas de los Serranos, Utiel-Requena, Valle de Ayora-Cofrentes y Rincón de Ademuz con más de 6 millones de euros de pérdidas; mientras que en la de Castellón las heladas han afectado a unas 3.000 hectáreas en las comarcas del Baix y Alt Maestrat, la Plana Alta y el Alto Palancia con unos daños estimados de 4 millones de euros.
Comarcas de Valencia
En la zona de los Serranos existen unas 3.000 hectáreas damnificadas y las localidades con mayores daños son Aras de los Olmos, Alpuente, La Yesa y Titaguas con unas pérdidas de 2,7 millones de euros. Los cultivos más perjudicados son la viña, almendro, cerezo, ciruelo y nogal.
Los daños más importantes en la comarca de Utiel-Requena se han debido a una helada irregular en los cultivos de la viña y almendro, afectando a unas 1.300 hectáreas de los términos municipales de Villargordo y Caudete de las Fuentes. Las pérdidas se aproximan a la cantidad de 1,5 millones de euros.
En el Rincón de Ademuz la helada fue generalizada en toda la comarca y ha afectado a unas 600 hectáreas de almendros, nogal, viña y fruta (manzana, sobre todo), con unas pérdidas estimadas de unos 800.000 euros.
Por lo que se refiere al Valle de Ayora-Cofrentes la helada también fue generalizada afectando a unas 1.000 hectáreas de los términos municipales de Ayora, Jalance, Jarafuel, Teresa, Zarra y Cofrentes con unas pérdidas de 1 millón de euros.
Peticiones LA UNIÓ
LA UNIÓ reclama que en la Orden de reducciones fiscales del Gobierno se contemplen todas estas adversidades climatológicas ocurridas en la Comunitat Valenciana, así como que se replantee el recorte de 10 puntos en las subvenciones a la contratación de los seguros agrarios que provoca un encarecimiento de las pólizas. El seguro agrario es el mejor instrumento al alcance del agricultor para compensar pérdidas por estas circunstancias y no se puede desmantelar porque “ya se sabe el riesgo que existe en nuestro territorio con todos estos siniestros y es fundamental asegurar para que se compense la pérdida de renta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario