miércoles, 1 de marzo de 2017

Riba-roja de Túria pagará entre 150 y 300 euros a los funcionarios que aporten ideas y proyectos para mejorar la gestión municipal

+ TURIA | El pleno aprueba un manual para regular la productividad de los funcionarios, pionero en la comarca Camp de Túria
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria pagará entre 150 y 300 euros a los funcionarios y trabajadores públicos por cada idea o proyecto que aporten y que sirva para mejorar los servicios municipales, con un máximo de tres ideas al año por cada empleado cuya validez y eficacia en el departamento deberá ser corroborada, posteriormente, por un técnico o un superior jerárquico previa a la aprobación por parte de la Junta de Gobierno. 

Estas asignaciones económicas están incluidas en el manual de productividades destinadas a los empleados del ayuntamiento que ha sido aprobado por el último pleno municipal con el voto del equipo de gobierno  y del Partido Popular mientras que Ciudadanos se abstuvo y Riba-roja Pot votó en contra del acuerdo. Este manual es pionero en la comarca del Camp de Túria.
La medida tiene como principal fundamento regular objetivamente la asignación de productividades que reciben los empleados del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria por objetivos o tareas extraordinarias.
El manual prevé algunos valores a la hora de conceder las gratificaciones por las ideas aportadas por los trabajadores como el ahorro en tiempo o en medios sin disminuir la calidad, los mejores tiempos de respuesta a igualdad de medios, la eliminación de trámites o procedimientos inútiles o cualquier otra iniciativa que aporte una mejor prestación del servicio de modo objetivo y directo. Una vez la mejora se haya implantado en la administración municipal y se encuentre en pleno funcionamiento, se evaluará la plena eficacia de la misma.
El manual aprobado por el pleno incluye la creación de grupos de mejora en el ayuntamiento "con carácter interdepartamental", con propuestas concretas de actuación en los diversos servicios, integrado por un mínimo de tres trabajadores municipales y una asignación de 3.000 euros por grupo a repartir entre todos ellos que, no obstante, no podrán participar cada año en más de tres grupos. Para enjuiciar su eficacia se tendrá en cuenta el resultado obtenido, las dificultades encontradas y los medios empleados. 
La regulación municipal también abarca la creación de un programa destinado a realizar el trabajo ante la baja de un trabajador en cualquier departamento municipal, de forma que el resto e integrantes del área recibirán una productividad como consecuencia de la asunción de tareas extraordinarias. En estos casos la cuantía económica de la productividad se dividirá entre todos los empleados del departamento.
La productividad también se aplicará en aquellos casos en los que un empleado realice una tarea o función de mayor responsabilidad encomendada en su puesto de trabajo, cuya cuantía económica deberá ser acreditada mediante un informe argumentado del jefe del departamento que, posteriormente, se validará por el órgano competente y se dará cuenta a la Mesa de la Negociación.
Otra de las situaciones que queda regulada en este manual de productividades son aquellos servicios extraordinarios que se realicen fuera de la jornada habitual de trabajo, según el convenio vigente, como las funciones en sábados, domingo o festivos.
El concejal de Personal, José Luis López, ha afirmado que este manual "cuenta con el respaldo de los sindicatos del ayuntamiento" cuya finalidad "persigue terminar con la discrecionalidad de los últimos años, hasta el punto que existen casos como el de un empleado que a pesar de recibir un sueldo anual de 60.000 euros tenía además una productividad de 600 euros mensuales; a partir de ahora, esas situaciones quedan eliminadas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario