martes, 17 de enero de 2017

Titaguas celebra el 'San Antón' más intergeneracional del Alto Turia

+ TURIA | La Plaza, El Tiro de la Barra y La Nave serán los escenarios donde se desarrollen los actos que comenzarán por la mañana y seguirán sin descanso hasta la madrugada
La festividad de San Antón se celebra en Titaguas ‘desde siempre’, según comentan los vecinos. Al tratarse de una localidad cuya economía está basada en la agricultura y la ganadería, las celebraciones al patrón de los animales, tienen mucha importancia.

A la vez, se trata de un entorno rural, lleno de tradiciones que se mantienen y perduran generación tras generación. Por ello no es raro que un sábado próximo al 17 de enero, San Antón, se vean en la localidad muchos más vecinos que los apenas 500 que están censados. Residan en el pueblo o tengan lazos fuertes con el municipio, casi todos participan.
Por la mañana los festeros preparan las tortas y los panes que en la misa serán bendecidos y posteriormente entregados a los animales y dueños que pasan por la bendición.  Pasado el mediodía, las pandillas se agrupan y recogen los ingredientes de las gachas. El tocino de cerdo, el hígado, o tajadicas como se le conoce en Titaguas, las sardinas, el harina,… se organizan las tareas y  se acude a  la Era de Los Calderos con la sartén ‘de tamaño familiar’ y las trébedes para hacer las gachas al fuego. Unos saben hacerlas, otros aprenden, a otros se les quema y otros dicen que son las mejores que han hecho nunca… Es un plato de invierno, que ayuda a llevar mejor el frío, pero sobre todo es un plato que se disfruta comiendo en la Plaza de la Iglesia, con amigos.
Un jurado dirá cuáles son las tres mejores gachas y ya se irán preparando los utensilios para los juegos populares que harán a continuación en la calle Tiro de la Barra. Grandes y pequeños intentarán subir al palo de madera que se encuentra en la era, pelado y enjabonado,   esperando que la destreza de la persona más ágil, haga que llegue a la punta de arriba. Los niños irán cogiendo los sacos para la carrera, los festeros prepararán el peto, la tella, las rebailetas, jofainas de harina, o la maroma, para hacer los juegos que siempre se han jugado en la calle y que pertenecen a la historia y tradición de Titaguas. Cuando el sol se ponga y se deje sentir el frío, habrá que calentarse con un chocolate y unos fartons.
Afortunadamente en Titaguas hay un espacio: ‘La nave’, donde se pueden hacer eventos sociales, a pesar del tiempo, sea más cálido o más fresco, haga sol o llueva. La tarde se hará noche y madrugada con la cena, la música y todos los actos que se preparan para celebrar la fiesta de San Antón en Titaguas, a los que puede acudir todo el que quiera conocer una tradición auténtica de animales, juegos populares y vida rural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario