martes, 20 de diciembre de 2016

El temporal eleva mínimamente el porcentaje de agua embalsada

+ TURIA | Solo Buseo, con un ascenso del 50%, se ha visto beneficiado por las lluvias de estos días; Benagéber y Loriguilla no muestran variación
Cuatro días de lluvias continuadas, ramblas repletas, desprendimientos, accidentes de tráfico, varios muertos en la zona mediterránea, colapso en algunos municipios… ese es el balance del temporal que hemos sufrido desde el pasado viernes y que, para muchos, sólo tenía un punto positivo: paliar parcialmente la sequía que la Comunitat Valenciana viene sufriendo desde hace meses.

Sin embargo, a la hora de hacer recuento hídrico de lo sucedido estos días, finalmente las "cuentas no salen". Tal como vienen anunciando los expertos, las lluvias torrenciales apenas sirven para canalizar pequeñas cantidades de agua. En general, las trombas de agua caídas en pocas horas o pocos días, suelen acabar en el mar a través de los desagües o aliviaderos de la región, como son las ramblas o torrentes.
Y la prueba de ello la marcan los fríos números. El temporal de estos días apenas ha servido para aumentar el agua embalsada en los embalses del Turia en poco más del 1%. Destacaremos eso sí, el pantano de Buseo que ha conseguido aumentar en un 50% sus recursos hídricos en apenas unos días. Sin embargo, el gran pantano del Turia, el de Benágeber, muestra una paupérrima subida respecto a la semana pasada. Apenas un 1,36%, o lo que es lo mismo, 3 hectómetros cúbicos para alcanzar el 17% de su capacidad. Mención especial merece también el embalse de Loriguilla, que ha embalsado cantidades mínimas, quedándose en el mismo porcentaje que hace siete días: el 30%.
Dice el refrán que "no hay mal que por bien no venga" ni lluvia que mal caiga. Habremos de desear, tal como prescriben los expertos, que la lluvia llegue de manera lenta y continuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario