viernes, 16 de diciembre de 2016

" El Losillasaurus es la guinda de la exposición 'El nostres dinosaures' "

+ TURIA | La Ciudad de las Artes y las Ciencias presenta la réplica a tamaño real del emblemático dinosaurio hallado en la aldea de Losilla, en Aras de los Olmos
Dos nuevas reconstrucciones se han incorporado a la exposición 'Els nostres dinosaures' del Museu de les Ciències: un corpóreo de Losillasaurus giganteus de 20 metros de longitud, cedido por el Ayuntamiento de Aras de los Olmos, y una réplica de un esqueleto de Spinosaurus, que mide 8 metros de largo.

Al acto de presentación, celebrado en la mañana de este viernes en el Museu de les Ciències, han asistido el secretario autonómico de la Agència Valenciana del Turisme, Francesc Colomer, el alcalde de Aras de los Olmos, Rafael Giménez, el decano de la Facultat de Ciencias Biológicas de la Universitat de Valencia, Javier Lluch, y el director general de la Ciutat de les Arts i les Ciències, Enrique Vidal.
Las dos nuevas piezas que amplían la exposición se exponen en la zona exterior de 'Els nostres dinosaures' donde se exhiben otras reconstrucciones completas de dinosaurios.
Las dos incorporaciones se suman así al conjunto formado por el corpóreo de Morelladon, de 6 metros de largo y los esqueletos de un Thalassomedon (reptil marino de 12 metros), un Deinonychus (carnívoro de 2 metros de longitud) y dos voladores (género Dsungaripterus), uno en posición sedente y otro volando. También en esta zona se exponen seis cráneos de diferentes dinosaurios: Giganotosaurus, Triceratops, Monolophosaurus, Albertosaurus, Dsungaripterus y Deinonychus.
'Saurio de Losilla'
Cedido por el Ayuntamiento de Aras de los Olmos, el córporeo a tamaño real de Losillasaurus giganteus "saurio de Losilla" mide 20 metros de longitud. Se trata de un género del que sólo se conoce esta especie, descubierto en la región de Los Serranos, en el yacimiento de la aldea de Losilla de Aras, término municipal de Aras de los Olmos. Este dinosaurio del Jurásico vivió hace 145 millones de años y se cree que está emparentado con el conocido Turiasaurus, encontrado en la cercana localidad de Riodeva, en Teruel.
Junto a este córporeo, los visitantes podrán también contemplar a una reproducción del esqueleto de un Spinosaurus aegyptiacus , cuyo nombre significa "largarto de espinas". La réplica mide aproximadamente 8 metros de largo y de 1,2 metros de anchura. Es el dinosaurio carnívoro conocido de mayor tamaño, vivió en el Cretácico, hace aproximadamente 100 millones de años y se calcula que podía alcanzar hasta 19 metros de largo. Su característica más llamativa es una especie de vela en el lomo y que se forma debido a que sus vértebras dorsales poseen unas apófisis muy largas en forma de espinas.
Se trata de un dinosaurio adaptado a la vida semiacuática en ríos y deltas, que desplazaba por el agua para poder acceder a su dieta, principalmente formada por peces.
Además, en la zona interior y cubierta de la exposición, los visitantes pueden conocer mejor cómo eran estos dos dinosaurios ya que se exhiben piezas originales: una vértebra de Losillasaurus, y un diente y una garra auténtica de Spinosaurus.
La réplica del Losillasaurus ha sido creada por el doctor en Paleontología Francesc Gascó, en el marco del proyecto gestionado por el Ayuntamiento de Aras en colaboración con la empresa Paleoymas y la Mancomunidad del Alto Turia, que ha financiado el proyecto a través del Plan de Competitividad del Alto Turia.
"El Losillasaurus es un aliciente más para acercarse y conocer Aras de los Olmos"
En su intervención, Rafael Giménez, primer edil de Aras, quiso felicitar a todas las personas y entidades, locales, provinciales y autonómicas, por llevar a cabo este proyecto.
"Por fin tenemos el Losillasaurus en Valencia", explicó Giménez. "Ha sido un largo camino, desde que en 1989 el maestro de nuestro pueblo, Francisco Moreno Mesas, aficionado a la arqueología, se topara con los restos del que hasta aquel momento era el saurópodo más grandes de Europa".
"Fue el Instituto de Paleontología de Sabadell el que trabajó en el estudio y clasificación del fósil. Precisamente fueron ellos, José Vicente Santafé y Lourdes Casanova, junto a José Luis Sanz, los que en 2001 acordaron bautizar a este saurópodo con el nombre de Losilla".
"Ello nos obligaba a poner en marcha todos los esfuerzos a nuestro alcance para poner en valor esta joya paleontológica. Entendimos, y entendemos, que el Losillasaurus es un aliciente más para acercarse y conocer Aras de los Olmos y Losilla. Y puede contribuir a que las instituciones focalicen la atención en nuestro municipio para seguir invirtiendo en él".
"Porque el Losillasaurus volverá a Aras, dentro de un año, eso sí después de haber llevado el nombre de nuestro pueblo y nuestra aldea hasta quienes visiten esta exposición".
"La guinda de 'Els nostres dinosaures' "
Francesc Colomer, secretario autonómico de la Agencia Valenciana del Turismo, quiso reconocer en su intervención, el ejemplo que supone para el resto de municipios de la Comunitat Valencia el "esfuerzo colectivo realizado por Aras de los Olmos".
Un proyecto que ha resultado, en palabras del secretario, "la guinda de esta exposición tan identitaria para los valencianos, como es Els nostres dinosaures', ya que la llegada de esta réplica se produce cuando la exposición ya está en marcha" y supone un empujón más a su promoción turística.
Colomer insistió en la necesidad de "transformar nuestros recursos en productos turísticos de los que puedan vivir nuestros pueblos" y anunció la puesta en marcha a nivel autonómico del 'Camins dels Dinosaures', un recorrido por los principales yacimientos de la geografía valenciana.
"Quedan otros losillasaurus por encontrar"
Frances Gascó, creador de esta réplica del conocido saurópodo serrano, fue designado para llevar a cabo este proyecto gracias a sus amplios conocimientos en paleontología y reconstrucción. No en vano, Gascó realizó su tesis doctoral, entre otros temas, sobre el Losillasaurus Giganteus y su aspecto aproximado "en vida".

"Ha sido un proyecto realizado en tiempo récord", comenta Gascó, "precisamente porque gracias a los estudios realizados teníamos una idea bastante aproximada de cómo podría ser la apariencia de este dinosaurio".
"Contamos además con bastantes elementos físicos para su reconstrucción, parte del cráneo, vertebras cervicales, caudales de la cola, costillas, hueso de la cadera… Quizás lo más complicado sea aproximarse a su aspecto externo, a su coloración, para la que tenemos en cuenta la botánica de la época, las especies actuales y, sobre todo, el sentido común".
El Losillasaurus es "único" porque hasta la fecha solo se ha encontrado un ejemplar de esta especie. "Será cuestión de tiempo que los paleontólogos encuentren o identifiquen más restos de este animal en la zona. El Alto Turia valencia y turolense es un auténtico cofre que aún guarda muchas sorpresas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario