viernes, 19 de junio de 2015

El Papa aprueba la beatificación de Fray Buenaventura de Arroyo Cerezo

+ TURIA | El fraile, oriundo de esta pedanía de Castielfabib, fue asesinado en 1936 durante la Guerra Civil
El Papa Francisco recibió el pasado 5 de junio al cardenal Angelo Amato, 
prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y autorizó la promulgación de los decretos de martirio de los siervos de Dios Federico de Berga y 25 compañeros, españoles, sacerdotes y hermanos laicos de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos.
Entre ellos se encuentra el fraile castielero Fray Buenaventura de Arroyo Cerezo (Bonaventura d’Arroyo Cerezo, Tomás Díaz Díaz).
Fray Buenaventura vino al mundo el 7 de marzo de 1916 en la pedanía de Arroyo Cerezo de Castielfabib, y a los 17 años vistió el hábito capuchino en Manresa, el día 21 de septiembre de 1930, profesando temporalmente al siguiente año, el día 26 de septiembre en Arenys de Mar provincia de Barcelona.
En mayo de 1936 emitió la profesión solemne y recibió órdenes menores. La revolución y la guerra civil española le sorprendió terminando el segundo curso de teología.
Fue detenido en la casa donde se había refugiado, sin negar en ningún momento su condición de religioso y diciendo a los pistoleros que serian sus verdugos: “Por la cruz he entrado en la Orden y por la cruz quiero morir”. y así sucedió la noche de 25 de agosto de 1936, Tomás Díaz Díaz, Fray Buenaventura de Arroyo Cerezo, moría acribillado gritando “Viva Cristo Rey”.


SÍGUENOS EN FACEBOOK

No hay comentarios:

Publicar un comentario