ayora

La Generalitat Valenciana propone reducir el consumo de las luces de Navidad para ahorrar energía

 

La Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Economía, Sectores productivos, Comercio y Trabajo y la de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha presentado ocho propuestas al plan de contingencia para el ahorro energético del Gobierno, entre las que se incluye que se fije un objetivo de, al menos, un 20 por ciento de ahorro en el consumo eléctrico para las luces de Navidad en relación con 2021, un objetivo que deberá ser cumplido por los ayuntamientos «bajo su mejor criterio y estrategia».

Otra de las medidas es un plan específico para cerrar las zonas de alimentos refrigerados supermercados y tiendas, ya que algunos locales aún las tienen abiertas sin puertas, lo que supone un «despilfarro masivo» de energía, especialmente en invierno, y establecer un plan para que este cambio sea «lo más rápido posible» y con una línea de ayuda de «carácter urgente».

Asimismo, incluye un plan de choque para el aprovechamiento de excedentes fotovoltaicos no aprovechados en la actualidad. Según apuntan ambos departamentos del Consell, las estadísticas muestran que gran parte de los autoconsumidores con instalaciones de potencias de más de 100kW están sin excedentes.

En el caso de la Comunidad Valenciana este porcentaje supera el 90% para las potencias entre 100 kW y 1 MW, y en el de Catalunya prácticamente el 50% de los autoconsumos de más de 100 kW están sin excedentes.

La Generalitat sospecha que el resto de estadísticas de las CCAA serán similares. Algunas de las instalaciones autoconsumirán toda la energía generada pero, en la mayoría de las ocasiones no, cuando muchas cierran fines de semana, festivos y vacaciones y esa energía está «desperdiciada».

En este ámbito, propone cambiar varias regulaciones para revertir la situación, como permitir la compensación de excedentes para potencias hasta 1 MW y eliminar los permisos de acceso y conexión para potencias de autoconsumo iguales o menores a la potencia contratada, al menos, para instalaciones de potencia menor a 500 kW.

A nivel de viviendas individuales, la Generalitat señala que en España existe multitud que no se habitan todo el año y donde no se están instalando sistemas de autoconsumo por las limitaciones de la compensación de excedentes.

La Generalitat entiende que hay una obligación de intentar impulsar el desarrollo al máximo de los sistemas de autoconsumo, por lo que propone que los dueños puedan aprovechar los excedentes no compensables en otras casa, algo que hacen algunas comercializadoras a mercado libre pero que no es generalizado ni conocido por la población.

Asimismo, señala que no será problemático regular esta cuestión al ser la compensación un «apunte económico» en factura, siempre que sea en el mismo titular y la misma comercializadora.

Otra de las propuestas es permitir el autoconsumo colectivo en dos kilómetros en forma general y en cinco para comunidades energéticas, que deben tener una regulación específica que sea más amplia que el caso general, por sus características particulares y para que puedan ser reconocidas como tales por todas las administraciones.

Además, la Generalitat apuesta por solucionar el problema de ingresos de la cogeneración derivado de la excepción ibérica, ya que, por la estructura de esta última, las cogeneraciones industriales no reciben el ingreso por el mecanismo de compensación, lo que ha provocado la paralización de muchas de ellas.

Esta paralización está produciendo la entrada de ciclos combinados de gas para sustituir a las cogeneraciones paradas, unos ciclos que no son los más eficientes y cuyo efecto neto es un mayor consumo de gas frente al que existiría de no estar paralizadas. Para la Generalitat, solucionar el problema de la remuneración de las cogeneraciones ofrecería un ahorro de gas relevante respecto a la situación actual.

La propuesta incluye establecer un programa de educación y concienciación social para el ahorro energético a través de mecanismos de difusión masivas. El objetivo es hacer llegar a los ciudadanos buenas prácticas para ahorrar energía, a través de campañas en televisión basadas en anuncios con consejos simples a aplicar a todos los ámbitos. En el caso de la Comunidad Valenciana, la Generalitat establecerá un equipo de formadores itinerante por los municipios explicando las medidas de ahorro energético.

.-

Comentarios


EN TITULARES