ayora

Alumnos de la Universitat de València analizan y visibilizarán el patrimonio del Rincón de Ademuz

 

Profesorado y 120 estudiantes del Grado de Geografía y Medio Ambiente, y del Máster de Profesorado en Educación Secundaria de la Universitat de València (UV) desarrollaron el pasado viernes en el Rincón de Ademuz un innovador proyecto que pone en valor los recursos territoriales de la comarca, una de las áreas valencianas más afectadas por la despoblación. En el programa, el alumnado universitario se forma por la mañana en el Parque Natural de Puebla de San Miguel, y por la tarde compartirá conocimientos con el alumnado del Instituto de Ademuz, sobre la historia, folklore y cultura del Rincón.

El objetivo del programa PID Geodidact Rincón Aprendizaje es visibilizar el Rincón de Ademuz y formular una propuesta docente en la que el estudiantado contribuya a la puesta en valor de este territorio del interior valenciano, “implicándose de manera activa y directa en el reconocimiento y difusión de sus recursos territoriales y humanos”, señala el profesor Emilio Iranzo, vicedecano de la Facultat de Geografía e Historia, y director de la Cátedra de Paisaje de la UV. Esta propuesta de trabajo, coordinada entre la UV, la dirección del parque natural y la del IES de Ademuz, también refuerza la autoestima local y las relaciones entre alumnado universitario y el del Instituto de Ademuz. En el programa también participan las y los docentes de la UV Paula Jardón, Jaime Escribano, Ana Belén Ruescas y Ghaleb Fansa.

Así, durante este mañana de viernes está previsto que el estudiantado identifique, analice y describa los recursos medioambientales, históricos y paisajísticos del parque natural de Puebla de San Miguel, uno de los 22 existentes en la Comunitat Valenciana, y en el que el pico valenciano de mayor altitud, el Alto de las Barracas, lo convierte en un lugar muy destacado, así como la flora y la fauna de alta montaña mediterránea existentes. El trabajo de reconocimiento se centrará en los huertos tradicionales, lavaderos, los edificios más significativos del casco urbano de Puebla de San Miguel, los árboles singulares del entorno, la antigua tejería y el Barranco del Javandal.

La segunda actividad, que se realizará por la tarde, contará con la presencia del alumnado de Educación Secundaria y Bachillerato del IES de Ademuz y analizará la vertiente histórica, etnológica, cultural y festiva de la comarca. En los dos casos, con la información recogida y contrastada, se pretende que de ella puedan derivarse algunos paneles interpretativos que formen parte del parque natural y de la propia villa de Ademuz.

El estudiantado desplazado a la comarca del Rincón de Ademuz forma parte de cuatro asignaturas del Grado de Geografía y Medio Ambiente (La Construcción del Paisaje, Espacios Naturales Protegidos, Biogeografía y Sistemas de Información Geográfica) y dos asignaturas del Máster en Profesor/a de Educación Secundaria (Aprendizaje y Enseñanza de la Geografía y la Historia, Innovación Docente e Iniciación a la Investigación Educativa en la Especialidad de Geografía e Historia). Además, este programa docente ha recibido 1.000 euros para su realización, la financiación máxima del Servicio de Formación Permanente e Innovación (SFPIE) de la Universitat de València para este tipo de actividades.

Una comarca llena de oportunidades

El Rincón de Ademuz es la comarca valenciana menos poblada, con 2.221 habitantes en 2021 y una densidad de población de 6 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que la sitúa entre las zonas más despobladas de España. Además, en las últimas décadas ha experimentado una importante recesión demográfica, la cual se ha estabilizado en los últimos años. Con todo, sus recursos territoriales la convierten en una zona muy atractiva, tanto para valencianas y valencianos, como también para las vecinas comunidades de Aragón y de Castilla la Mancha.

El Rincón cuenta con recursos paisajísticos y culturales muy valiosos, como el Alto de las Barracas, el pico valenciano de mayor altitud o El Gavilán (el tercero) y otros recursos del parque natural como bosques de sabina (Las Blancas), árboles monumentales (el Pino Vicente) o espacios con vistas privilegiadas (el Mirador de Mirar Bueno). También villas históricas como Ademuz y Castielfabib; y fiestas como la de la manzana esperiega, una variedad autóctona. Son muy apreciados los entornos de los ríos Turia y Ebrón, este último con sus hoces, de la Rambla del Val y especialmente del río Bohilgues, que en otoño se tiñen con la policromía de los bosques caducifolios y de los huertos de sus riberas. También existen áreas recreativas muy significativas como La Vega de Vallanca, el Canalón de Negrón, Los Arenales (Ademuz) o un rico patrimonio arqueológico (el poblado íbero de La Celadilla de Ademuz, entre otros).

.-

Comentarios


EN TITULARES