ayora

La Diputació destina más de medio millón de euros para reparar riesgos geológicos en la comarca

Construcciones de muros, reparaciones de hundimientos o contención de tierras son algunas de las obras en las que el área de Medio Ambiente de la Diputació de València ofrece ayuda técnica y económica “para aumentar la seguridad de la ciudadanía y de las infraestructuras afectadas por desprendimientos, deslizamientos o situaciones geológicas adversas después de episodios de lluvias”, ha explicado la vicepresidenta de la Diputació y responsable del área de Medio Ambiente, Maria Josep Amigó.

En 2021 se destinaron 513.442 euros a subvencionar cinco proyectos de municipios afectados por estos daños, concretamente Alfauir en la comarca de la Safor, Calles y Tuéjar en la comarca de la Serranía, Chiva en la Hoya de Buñol, y la aldea de Mas del Olmo en el Rincón de Ademuz.

En la comarca de la Safor se construyó un muro en el barranco de la Daia a su paso por la localidad de Alfauir. La calle Cotalba del municipio, ubicada junto al barranco, sufría deslizamientos en el margen derecho de unos 22 metros lineales. Con una inversión de 46.278 euros por parte de la Diputació, además del muro se saneó el talud y se reparó y asfaltó el vial.

En la localidad de Calles los trabajos se llevaron a cabo en la vía Los Huertos, donde un bloque de grandes dimensiones había caído en parte sobre una vivienda. También a escasos metros hay dos macizos rocosos que tenían riesgo de desprendimiento y que podían afectar a unas casas. Igualmente, en la calle Las Eras, a poca distancia de la primera zona de actuación, había otro bloque rocoso de grandes dimensiones que se había desprendido y que estaba sujetado, en estado precario, por una antigua malla de triple torsión, con peligro inminente de que perdiera su capacidad de apoyo. Las obras tuvieron un coste total de 71.964,75 euros, con una aportación del 97,5% por parte de la Diputació.

Asimismo en la Serranía se invirtieron 321.108 euros en la reparación de los hundimientos de la calle Arrabal de Tuéjar, que afectaban a viviendas, además de aprovechar para instalar una nueva red de saneamiento y de abastecimiento de agua potable, pozos y arquetas, y pavimentar la calle.

En Chiva se ejecutaron las obras de consolidación y contención de tierras en un talud de la urbanización ‘La loma del Castillo’. Los trabajos consistieron en el saneamiento de la zona, la cimentación de la base para instalar varios paneles prefabricados de hormigón armado, el anclaje profundo para su sostenimiento y la plantación de especies tapizantes en el nuevo muro para su integración paisajística. La Diputació invirtió 50.575 euros.

Finalmente, se ha reparado un vial en Mas del Olmo, aldea del municipio de Ademuz. Allí se saneó la zona dañada, se construyó un muro de hormigón armado revestido con piedra de masonería, se sustituyó una valla y la red de saneamiento afectadas por la caída del muro, y se pavimentó el vial superior, ya que parte del mismo se había quedado en voladizo con el consiguiente peligro para peatones y viviendas. Los trabajos fueron adjudicados por 26.647 euros, de los cuales la Diputació subvencionó el 95%.

En 2020 se subvencionaron obras de minimización de riesgos geológicos en Benagéber, Chelva, Olocau, Ademuz, Utiel, Casas Altas y Cullera; mientras que este año han empezado las obras en Alpuente y Navarrés, y están tramitándose las de Castielfabib, Montroi, Casas Bajas, Sellent, Gestalgar, Náquera, Zarra y Faura.

.-


Comentarios


EN TITULARES