ayora

150 patrullas policiales vigilarán los parajes naturales más visitados durante la Semana Santa

 

La Policía de la Generalitat ha iniciado hoy en la Serra d'Irta (Peñíscola) las rutas de vigilancia preventiva en las zonas recreativas y parques naturales de la Comunitat Valenciana con el objetivo de evitar los incendios forestales, dentro del Plan de Vigilancia disuasoria y medidas especiales para Semana Santa y Pascua. El dispositivo estará en marcha hasta el 25 de abril y en él participarán 150 patrullas.

Los agentes han realizado un recorrido por las zonas más concurridas de este paraje natural, la ruta de la ermita de Sant Antoni y la de la costa, para supervisar que se hace un buen uso del fuego y evitar que se enciendan llamas que puedan provocar un incendio, al tiempo que han informado y concienciado a la población de una serie de medidas para proteger el medio natural. "Entre las principales precauciones que se deben tomar están la de no hacer fuego fuera de las zonas habilitadas para tal fin. Y también insistimos mucho en recordar que la basura debe tirarse a los contenedores porque un vidrio o una colilla mal apagada pueden provocar un incendio forestal", ha explicado uno de los agentes de servicio en la ruta.

Este operativo policial forma parte del dispositivo especial de vigilancia y prevención contra incendios forestales activado por la Generalitat durante la Semana Santa y la Pascua. Cuenta con más de 600 profesionales diarios entre personal técnico del Centro de Coordinación de Emergencias, el Servicio de Bomberos y Bomberas Forestales de la Generalitat, personal técnico forestal, agentes medioambientales y personal en los observatorios fijos, unidades de prevención y centrales de prevención de incendios. Además, la Sala del teléfono único de emergencias 1·1·2 Comunitat Valenciana ha incrementado su personal en un 9% durante estas semanas.

Peñíscola es uno de los destinos favoritos de las comunidades autónomas de Madrid y, por su cercanía, de Cataluña, donde ha sido día festivo por lo que la mayor parte de los excursionistas que disfrutaban del paraje natural de la Serra d'Irta procedían de las provincias catalanas colindantes.

En este período, la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica prohíbe realizar quemas de restos agrícolas, aunque estén autorizadas por el plan local de quemas o de hacer hogueras en los terrenos forestales o a menos de 500 metros de estos. Se puede conocer el nivel de preemergencia por riesgo de incendios forestales en la web del 112.

.-

Comentarios


EN TITULARES