ayora

Más de 3.000 agricultores y ganaderos se manifiestan en Madrid para pedir soluciones a la crisis del sector

 

© LUIS IBÁÑEZ | Más de 3.000 agricultores y ganaderos de la Unió de Llauradors y del resto de las organizaciones de la Unión de Uniones se han manifestado hoy frente al Ministerio de Agricultura para pedir una PAC para el agricultor y ganadero profesional, precios dignos y costes asumibles

 Las organizaciones de la Unión de Uniones han reunido hoy en Madrid a más de 3.000 agricultores y ganaderos de sus organizaciones territoriales, entre ellos unos 200 de la Unió procedentes de la Comunitat Valenciana, para reclamar al Gobierno que actúe en los problemas que tiene el sector y que se revelan en temas como los bajos precios en origen, los altos costes de producción, la ineficiencia de la ley de la cadena Alimentaria y una PAC que perjudica claramente a los profesionales.

A la manifestación, que ha comenzado en la Puerta de Alcalá, se han unido varios tractores que previamente han realizado un recorrido por el Paseo del Prado. Desde la Puerta de Alcalá los manifestantes, acompañados por tractores y ganado han llegado, por la calle Alfonso XII, hasta las puertas del Ministerio de Agricultura, donde se ha leído un manifiesto y han intervenido diversos responsables de las organizaciones territoriales, del sector vitivinícola y lácteo y el coordinador estatal de Unión de Uniones, José Manuel de las Heras. Por parte de la Unió han intervenido la integrante de su comisión ejecutiva, Isabel Navarro y el secretario general de La Unió de Llauradors, Carles Peris,

Las organizaciones de la Unión de Uniones han planteado esta movilización frente el Ministerio de Agricultura porque es el que tiene la llave para resolver los principales temas agrarios y quien debe impulsar dentro del Gobierno, una solución factible a la nefasta situación que atraviesa el campo en estos momentos. La organización ha realizado casi un centenar de movilizaciones en todos los territorios de sus Uniones durante 2021 y 2022 y es la tercera vez, en menos de un año, que la organización se manifiesta en Atocha.

Unión de Uniones considera que su movilización constante ha contribuido a que el Ministro anuncie para hoy la adopción de una serie de medidas “que aún tendremos que examinar para valorar su alcance, si son las que el campo y los profesionales necesitamos y si coinciden con las propuestas que hemos hecho llegar por escrito al Ministerio”.

En este sentido, la organización considera que nada de lo que pide es imposible y que con voluntad política y con un diálogo constante se podría solucionar. “El Ministerio no puede hacer que llueva, pero responder a las crisis con medidas eficaces si forma parte de su responsabilidad como voz del sector agrario ante el Ejecutivo”, señala Jose Manuel de las Heras, coordinador estatal de Unión de Uniones.

Unión de Uniones, reclama al margen de las actuaciones concretas frente a la sequía, que, en la regulación de la Cadena Alimentaria, se fije y se defina lo que es posición de dominio para que las normas del juego sean justas y claras y no se perpetúen los desequilibrios a lo largo de la cadena, como se viene haciendo, porque, pese a las recientes revisiones, la legislación sigue sin funcionar para asegurar precios que compensen los costes de producción.

Igualmente pide que se modifique el Plan Estratégico de la PAC para asegurar la viabilidad de la renta y la resiliencia de los agricultores y ganaderos profesionales. En este sentido, reclama la figura del verdadero agricultor activo como perceptor de la PAC, con una definición clara para que las políticas y fondos para la agricultura y ganadería vayan realmente a los profesionales

Costes desorbitados y situación crítica

Carles Peris, secretario general de La Unió de Llauradors ha dicho que el campo está atravesando una situación que hace que muchos se estén planteando la continuidad de sus explotaciones y cultivos. Así, destaca que, si los costes de producción ya estaban altos, ahora con el impacto de la guerra y la sequía, lo están mucho más, en un mercado en el que la brecha de precios no para de crecer.

Todo esto, además, se ve agravado por la competencia desleal que se está dando en Europa, no cumpliendo los principios de reciprocidad. Las organizaciones de la Unión de Uniones piden que se recupere cuanto antes el principio de preferencia comunitaria para incorporar cláusulas espejo en las negociaciones comerciales con terceros países en materia agroalimentaria sobre la base de las exigencias europeas para evitar así la posición de desventaja en la que se encuentran los agricultores y ganaderos frente a las producciones de terceros países.

Unión de Uniones viene reclamando con insistencia la celebración de elecciones en el campo para que sean los agricultores y ganaderos quienes decidan libremente quién les defiende y representa. Desde que entró en vigor la Ley 12/2014, no se ha convocado la consulta electoral prevista en dicha Ley a nivel estatal. Hasta ahora se han celebrado varias elecciones autonómicas en el sector que han convocado a casi 77.000 agricultores y ganaderos profesionales (el 28% del censo español de profesionales agrarios), colocando a Unión de Uniones como segunda organización más votada.

Pese a ello, el escenario de interlocución que Unión de Uniones mantiene como organización representativa, se realiza en paralelo y al margen del reservado para las otras tres organizaciones agrarias. Unión de Uniones señala que las únicas razones para seguir frenando la democracia en el campo tienen que ver con la conveniencia política del ministro y con el miedo de esas tres organizaciones a lo que los agricultores y ganaderos puedan decidir en las urnas.

.-

Comentarios


EN TITULARES