ayora

Un agricultor de Aras regala 35.000 kilos de mandarinas que han quedado por recoger

El sector agrícola y ganadero ha salido de nuevo a las calles de València para reivindicar que las medidas urgentes que necesita el sector siguen sin llegar para garantizar su viabilidad a corto y largo plazo. 

Tal como informa la Cadena Cope, garantizar unos precios que permitan la sostenibilidad económica de las explotaciones; exigir cláusulas espejo en las producciones que se importan de países terceros o implicar a todas las administraciones siguen siendo algunas de sus reivindicaciones.

La Comunidad Valenciana encabeza el abandono de tierras cultivadas en Europa con más de 163.000 hectáreas. Tan sólo el pasado año el abandono se incrementó en 2000 siendo la única comunidad autonóma española que más sufrió esta situación. Desde AVA-Asaja su presidente Cristobal Aguado reitera que la mala perspectiva del sector no invita a los más jóvenes a apostar por trabajar en el.

A la situación actual sumar imprevistos como la falta de agua que reiteran es muy negativa para el campo valenciano. Según el Secretario General de La Unió de Llauradors, Carles Peris, la sequía complica el cultivo especialmente en zonas de secano pero también impide la regeneración de los pastos.

En la manifestación han estado presentes numerosos agricultores y ganaderos que han dejado patente los problemas del sector. Entre ellos Raimundo Gimenez, de Aras de los Olmos, quien anunciaba con una pancarta que regala 35.000 kilos de mandarinas que han quedado por recoger por parte de la empresa con la que acordó la venta.

Reitera que todos los ciudadanos que lo deseen pueden acudir para recoger 50-60 kilos de naranja.

Ante la invasión de Ucrania los sindicatos agrarios y ganaderos aseguran, que al igual que al resto de la economía, puede repercutirles negativamente no sólo en cuanto a los acuerdos a nivel de exportación si no también por ejemplo en la adquisición de cereal para el ganado. Según el Secretario General de La Unió de Llauradors, Carles Peris, puede provocar una subida de precios y por tanto sus costes.

.-

Comentarios


EN TITULARES