ayora

Transición Ecológica destina 54 millones de euros a la restauración de masas forestales afectadas por grandes incendios

 

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, destinará 54 millones de euros a la restauración y recuperación de las masas forestales de la Comunitat Valenciana que se vieron gravemente afectadas por los incendios forestales que se produjeron a finales de la década de los años 90 y principios del 2000.

Este proyecto se ha marcado como uno de los objetivos principales a desarrollar en materia de transición ecológica y lucha contra la emergencia climática en 2022.

Como consecuencia de los incendios ocurridos en las últimas décadas en la Comunitat Valenciana, especialmente los acontecidos en 1994 y 2012, las masas forestales se encuentran en un estado de degradación que no permite garantizar su persistencia y su correcto desarrollo para ser capaz de suministrar importantes servicios ambientales a la sociedad.

Por esta razón, y mediante la inversión en la restauración y recuperación de las masas forestales, se va a iniciar un plan de restauración ambiental de estas zonas con la realización de una adecuada silvicultura con el objeto de aumentar la estabilidad de las masas y la diversidad vegetal, orientada a la "renaturalización" de repoblaciones forestales.

Para ello, es necesario incrementar el nivel de madurez forestal, de biodiversidad y de multifuncionalidad para proporcionar un mayor grado de autoprotección, contribuyendo de manera muy importante a la adaptación al cambio climático.

Hay que recordar que el año 2012 fue uno de los años más devastadores de que llevamos de siglo XXI y que afectó de manera más intensa a los montes de la comarca de Los Serranos con casi 50.000 hectáreas calcinadas.

Entre los 28 proyectos de restauración y recuperación de zonas afectadas por incendios, se encuentran algunos de los más graves como fueron los de Chulilla, Cortes de Pallás y Andilla.

El objetivo de esta importante inversión es el de devolver en las montañas afectadas por el fuego la estructura y el funcionamiento que tenían antes de su degradación, posibilitar el desarrollo de las masas y la evolución natural de las correspondientes series de vegetación.

Además, también se pretende mejorar ambientalmente la zona afectada mediante la creación de puntos de agua o la mejora de los existentes y adecuar la infraestructura viaria de forma que permita llevar a cabo las acciones anteriores y posibilitar una adecuada gestión del territorio afectado por el incendio.

.-

Comentarios


EN TITULARES