ayora

La artista local, Inés Alemany, plasma la esencia de Bétera en unas pinturas en la Variante Norte

Made in Bétera, así son las pinturas que decoran los paneles acústicos de la Variante Norte y que han sido pintados por la vecina y artista local, Inés Alemany. De esta manera, Bétera está más presente que nunca en esta Variante Norte, una vía principal que además de vertebrar la comarca de Camp de Turia, ha supuesto cumplir una reivindicación histórica del municipio para sacar el tráfico pesado del casco urbano resolviendo los numerosos inconvenientes de ruido, molestias, contaminación, desperfectos y alcanzando así la tranquilidad y bienestar que merecen los vecinos y vecinas de Bétera.

“Saber que se ha cumplido con una reivindicación historia es una satisfacción muy grande pero si además, una vecina tuya ha colaborado en que pasar por esta Variante sea más agradable a la vista, es un auténtico orgullo”, ha explicado la Alcaldesa de Bétera, Elia Verdevío.

Inés Alemany creció en Bétera, su abuelo Paco “el Moreno” construyó el edificio donde ahora Inés tiene su estudio-tienda de donde salen auténticos artistas y a donde acuden numerosos alumnos y alumnas de edades dispares a dibujar y dejar volar su imaginación. Un espacio donde Inés comenzó a gestar los bocetos de lo que hoy son unas obras pictóricas a la vista de todos los que recorren a pie, en bici o en coche este tramo de la localidad.

Elia Verdevío ha acompañado a Inés Alemany en el trayecto que recorre la nueva Variante para conocer de la mano de la autora cómo ha llegado a plasmar Bétera en estos curiosos lienzos.

La propuesta

Un buen día sonó el teléfono de Inés Alemany, al otro lado una voz desconocida quería hablar con ella para hacerle una propuesta. El trabajo de muchos años y su doctorado, la han llevado a ser una artista reconocida que lleva el nombre de Bétera siempre por todo lo alto. La propuesta de la empresa constructora de la Variante Norte: pintar diversos motivos típicos de Bétera en las pantallas acústicas. Pero no buscaban a cualquier artista buscaban una artista local, que llevara Bétera en la sangre.

Una propuesta que se modificó de base gracias a la creatividad y las nociones pictóricas de Inés sobre el municipio que intentó dar un vuelco a la idea inicial para trasladar la esencia de Bétera y que todos pudieran reconocer el municipio en cada pintura.

Así, se puso manos a la obra y comenzó a trabajar en diversos bocetos sobre la flora, la fauna, el patrimonio, el deporte y la orografía de Bétera. Y optó por trasladar a estos curiosos lienzos imágenes de estas 4 temáticas que ella respiraba, veía, sentía, conocía…

Entre otras quiso recoger, por ejemplo, el aroma de azahar. Bétera es un municipio de tradición agrícola donde la naranja es uno de sus productos estrella. El término está lleno de campos de naranjas y cuando llega la época de florecer, el aroma de azahar impregna todo el municipio. Como también lo inundan las Alfàbegues, seña de identidad inconfundible de Bétera, que como no podía ser de otra manera también aparecen pintadas. Las aves del barranc del Carraixet también han sido ilustradas así como las típicas lagartijas que puedes encontrar en cualquier espacio natural de la Serra Calderona.

Además recorrer la Variante observando las pantallas te lleva también a conocer la orografía de la zona gracias a los perfiles dibujados por Inés que recogen algunos de los puntos más altos. El patrimonio de Bétera tampoco podía faltar, nuestra Torre Bofilla y nuestro Castillo presiden algunas de estas pantallas que, sin duda, invitan a conocer Bétera con mayor profundidad.

En materia deportiva, se nota que Bétera vive el deporte, que es un estilo de vida para muchos de los vecinos y vecinas e Inés ha querido plasmarlo. Los deportistas que aparecen no son fruto de su imaginación son personas conocidas, alumnos y amigos que comparten su pasión deportiva y que lo practican. Hasta incluso aparece ella misma nadando, como recuerdo de su paso por el club local SOS donde vistió el color verde.

La marca Inés Alemany

El rojo y el número 43 son algunos de los símbolos más característicos de la autora, parte de su marca, de su obra, y de alguna manera o de otra, siempre están presentes en sus pinturas de inspiración pop art. El 43 es el número de su tienda en Ruzafa, puesto que esta vecina cuenta con otro estudio-tienda en esta famosa zona de Valencia. Número que forma parte del nombre de ambos estudios, al igual que el rojo, que es uno de sus colores preferidos junto al magenta. Estas dos señas de identidad de la autora también aparecen en las pinturas de la Variante.

En la parte deportiva, Inés quiso también representar a la juventud de Bétera puesto que es el futuro de la localidad y lo hizo trazando unos pies subidos a un monopatín, que pintó de rojo y en el que aparece el número 43, indudablemente su marca hecha obra.

Y todo ello lo ha conseguido conjugando el color. La paleta de colores elegida para pigmentar sobre estos lienzos no ha sido casualidad, la experiencia de la artista local ha hecho que haya conseguido una gama pictórica muy ella, colorida, llamativa, que invita a la sonrisa. Unos colores que hasta incluso se han creado ex profeso para conseguir el resultado que hoy tenemos frente a los ojos y que, en definitiva, busca tocar el sentimiento de los beteranos y beteranas de una manera divertida y muy alegre.

Sin duda, “unas obras de arte, que permanecerán siempre, y que son un auténtico reconocimiento a nuestro municipio”, ha señalado la Alcaldesa de Bétera, quien ha agradecido a Inés Alemany tan fantásticas pinturas.

Comentarios


EN TITULARES