ayora

El PORN del Túria incluye Porxinos como zona protegida

 

El nuevo Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Parc del Túria ha ampliado su ámbito territorial al paraje de Porxinos de Riba-roja con el objetivo, según han explicado desde el ayuntamiento, de blindarlo ante cualquier posibilidad de un proyecto urbanístico en la zona. Así, esta zona pasa de estar clasificada como suelo agrícola a estar denominada como "área de interfase de mosaico agrícola/forestal".

Este nuevo ensanche del Parc del Túria afecta a los municipios de Bugarra, Gestalgar, Chulilla, el nuevo cauce o Plan Sur, el paraje de les Moles en Paterna y el de Porxinos. Además, en el caso de Riba-roja, esta protección se extiende a los 858.571 metros cuadrados que ocupan seis barrancos del término municipal.

El documento, diseñado por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, considera el paraje de Porxinos como "área de interfase de mosaico agrícola-forestal" en el que existe un uso agrícola intercalado, caracterizado por los cultivos de secano o de regadío. Según explican, desde el punto de vista ambiental y paisajístico "configuran zonas de indudable interés, especialmente por el efecto de mosaico entre la fase forestal y agrícola y la relación existente como ambientes favorables para la fauna y de especial significado paisajístico".

La nueva calificación supone, además, que todo el suelo incluido en el área de interfase será clasificada en sus respectivos planeamientos urbanísticos municipales como suelo no urbanizable protegido, exceptuando aquellas áreas en las que la Conselleria pueda autorizar en determinadas zonas mineras.

De esta forma, tal como han destacado desde el consistorio, en el área de Porxinos no se podrá llevar a cabo ningún tipo de actuación urbanística aprobada por el pleno municipal del Ayuntamiento de Riba-roja. De hecho, desde la administración local recuerdan lo ocurrido en 2005, cuando el ayuntamiento firmó un convenio para desarrollar un programa de actuación integrada (PAI) que preveía construir 2.700 viviendas, un campo de golf y una ciudad deportiva en este paraje natural.

Cabe recordar que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia en 2013 y otro fallo del Tribunal Supremo en el año 2015 tumbaron el proyecto urbanístico "al considerar que no existían suficientes recursos hídricos como se ponía de manifiesto en un informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ)".

El alcalde del municipio, Robert Raga, ha subrayado la importancia de la nueva calificación del paraje de Porxinos "porque supone la protección integral de un espacio con una indudable riqueza ambiental y patrimonial muy estimado por todos los vecinos y los valencianos y, además, desaparece la posibilidad en un futuro de volver a incluirlo en un plan urbanístico".

.-

Comentarios


EN TITULARES