ayora

Chelva y Aras de los Olmos presentaron las mayores anomalías térmicas del mes de octubre

 

Octubre de 2021 fue un mes cálido y poco lluvioso en la Comunitat Valenciana, con una temperatura media de 17 grados (0,7 por encima de la media) y una precipitación acumulada de 38,7 litros por metro cuadrado (un 45% inferior al promedio 1981-2010), según el balance de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

A lo largo del mes destacaron los episodios cálidos en los primeros días y sobre todo los últimos, con un récord de 30 grados el domingo 31 en localidades alicantinas como Benidorm, Torrevieja, Crevillent, Rojales o Alicante. De hecho, en la Comunitat no se había producido un día tan caluroso después del 30 de octubre desde el 6 de noviembre de 2013.

Por contra, los días 24 y 25 se registraron las temperaturas más bajas: -0,1 grados en Ademuz (Valencia) y 0,6 en Vilafranca (Castellón). Ya a partir del 1 de noviembre, los termómetros descendieron significativamente, con una bajada acumulada de hasta 10,5 grados en solo seis días.

En general, las temperaturas mínimas nocturnas fueron muy similares a la media (+0,2ºC), pero el calor durante el día elevó la anomalía a 1,1 grados respecto al promedio normal para esta época del año. Fue un octubre bastante más caluroso que el de 2020, pero algo menos que el de 2019, sobre todo en el interior de Valencia y el interior norte de Alicante.

Entre las capitales de provincia, la ciudad de València anotó una media de 20,2 grados (+0,4ºC), Alicante de 20,4 (+0,6ºC) y Castelló de la Plana de 19,7 (+0,4ºC). El 'podio' de anomalía térmica se lo reparten los municipios valencianos de Aras de los Olmos, Chelva y Turís, de casi dos grados respecto a la media.

EN CASTELLÓN LLOVIÓ UN 80% MENOS

En materia de lluvias, octubre mantuvo la tendencia de escasa precipitación que se repite desde 2013. El mayor déficit se produjo en Castellón, de hasta un 80%, mientras en Valencia fue del 33% y en Alicante del 19%.

Tanto el 21 como el 22 de octubre se registraron las lluvias más intensas, con chubascos y tormentas que llegaron a tener intensidad torrencial entre Cullera, Tavernes de la Valldigna y Barx (Valencia), y muy fuerte en la Vega Baja de Alicante, entre Torrevieja, San Miguel de Salinas y los Montesinos.

El récord mensual lo marcó la localidad valenciana de Tavernes de la Valldigna con 244 litros por metro cuadrado, aunque también se superaron los 150 en La Drova, Barx, Xeresa (Valencia) y en el observatorio del Montgó de Xàbia (Alicante). En el otro extremo, en observatorios de Castellón como Onda, Moncofa, Catí o el aeropuerto de Castellón, el acumulado fue inferior a diez litros.

Por zonas, el mes fue muy seco en el 15% de la Comunitat, seco en un 27% y húmedo o muy húmedo en el 18%, mientras en el resto fue normal. Eso sí, en general llovió considerablemente más que en el mismo mes de 2020.

-

Comentarios


EN TITULARES