ayora

Gran operación policial contra el tráfico de drogas en el Camp de Túria

 

Dentro de la “Operación MILLER”, donde se desarrolla el plan de respuesta policial al cultivo y tráfico ilegal de marihuana y los beneficios del mismo, la Guardia Civil de Onteniente y Bétera (Valencia), ha detenido 9 personas y ha desarticulado dos organizaciones criminales que se dedicaban al cultivo de plantas de marihuana.

El pasado 7 de septiembre, la Guardia Civil de Bétera, en el marco de la operación “SUSUKO”, tras múltiples gestiones policiales culminó la ejecución de varios registros, simultáneos, en viviendas de diversas poblaciones de Valencia.

En el registro de un domicilio de la localidad de Godella, los investigadores intervinieron 861 plantas de marihuana, un vehículo y detuvieron  a un hombre de 49 años, de nacionalidad rusa, y una mujer de 40 años, de nacionalidad ucraniana.

En otra vivienda del municipio de San Antonio de Benageber se hallaron 384 plantas y se procedió a la detención de una mujer de 30 años, de nacionalidad lituana.

En la localidad de Paterna, los investigadores, lograron encontrar 394 plantas de marihuana, más de 4 kilogramos de cogollo de marihuana envasado y fueron detenidos 2 hombres de 29 años, ambos de nacionalidad lituana.

En otro registro, en el municipio de Bétera, se incautaron 2 coches de alta gama y 5 bicicletas eléctricas y se procedió a la detención de un hombre de 38 años, de nacionalidad bielorrusa, y otro de 49 años, de nacionalidad ucraniana.

En un domicilio de Cullera, los agentes incautaron 432 plantas, un vehículo y diverso material para la elaboración de aceite y cannabis.

Además, la Guardia Civil, también realizó un registro en un domicilio de Puzol y se intervino ropa, complementos y joyas de lujo valoradas en más de 15.000 euros y una motocicleta cuyo precio de mercado superaba los 6.000 euros.

Todos los autores fueron detenidos por delitos contra la salud pública (cultivo de plantas de marihuana), defraudación de fluido eléctrico y por pertenencia a organización criminal.

Finalmente, se intervinieron un total de más de 2.000 plantas de marihuana, 4 vehículos y una motocicleta valorados en más de 135.000 euros y efectos para el buen desarrollo y crecimiento de las plantas de marihuana como balastros, aires acondicionados, humidificadores, etc…valorados en más de 400.000 euros.

Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Llíria.

.-

Comentarios


EN TITULARES