miércoles, 19 de agosto de 2020

La Guardia Civil investiga la posible presencia de un pirómano en la Marina Alta


+ TURIA | Se han producido hasta siete incendios en solo tres días en lugares muy próximos
La Guardia Civil y la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica investigan si un pirómano está detrás de los siete incendios que se han declarado en sólo tres días en diferentes puntos de la comarca de la Marina Alta.

Según señalaron fuentes cercanas a la investigación, la Benemérita y la administración valenciana mantienen abiertas varias líneas que apuntan a que algunos de los fuegos podrían haber sido provocados.
La tarde del sábado se declaró un el paraje de la Granota de Gata de Gorgos, en el que las llamas arrasaron uno de los símbolos naturales: un eucalipto de 30 metros de altura y plantado en 1915. Al día siguiente, domingo, se originó otro incendio en este mismo paraje y se ha descartado que se deba a un resurgimiento de las llamas. Otros tres fuegos se registraron ese mismo día, en Orba, un pinar de la Falzia de Xàbia y en Xaló. El lunes se declaró un nuevo incendio en la Vall de Laguar, en el paraje del Collao de Benimaurell, que ha calcinado una hectárea y media de bosque y otro en les Valls del Montgó, en Jávea, que se ha tragado un pinar. La mayoría de estos siete fuegos están ya extinguidos. Y este mismo martes por la tarde se ha declarado otro, ya controlado, en Gata de Gorgos.
El oficial jefe del departamento de operaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, Pepe Cerdá, explicó que aunque el número de hectáreas calcinadas es similar al contabilizado los veranos pasados, "preocupa especialmente la simultaneidad con la que se producen los focos ". Según detalló, en algunos de los incendios "sí se desprende la intencionalidad de las actuaciones dado el corto periodo en que se han producido y la proximidad entre los focos".
Sin embargo, desde el Consorcio Provincial de Bomberos recuerdan que aunque buena parte de los incendios que se producen no son intencionados, sí se deben a negligencias humanas, como por ejemplo, quemas de rastrojos sin control. En todo caso, han recordado que está prohibido hacer quemas de restos de podas y agrícolas hasta octubre y hay que pedir a él autorización.
El incendio más grave registrado este verano en la Marina Alta tuvo lugar hace diez días en la Vall de Gallinera y arrasó 158 hectáreas de gran valor natural. Ese mismo fin de semana también se declararon fuegos en Castell de Castells, Els Poblets, El Verger y la Vall de Laguar. En paralelo también se originó otro fuego en un radio de unos 30 kilómetros, en la Marina Baja, en Castell de Guadalest.
.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario