lunes, 6 de julio de 2020

Un juzgado de Llíria condena a un paciente por faltar el respeto a un profesional sanitario


+ TURIA | Se refirió a la enfermera de un centro de salud de la comarca con frases como "a mí no me manda nadie y menos una mujer"
El juzgado de instrucción número 2 de Llíria ha condenado a un paciente por delito leve al faltar el respeto a una enfermera, profesión que está reconocida como autoridad pública ante agresiones.

Tal como detalla Valencia Plaza, ésta, que trabaja en un centro de salud, tuvo que escuchar del hombre en cuestión un "a mí no me manda nadie y menos una mujer" además de, "a esta lo que le falta es haber follado esta noche, por eso está así".
A pesar de que la profesional le señaló que le estaba faltando el respeto y lo que suponía, el hombre en cuestión continuó con su actitud hacia ella. Tras comprobar que la denuncia de la enfermera era corroborada por otras compañeras, la magistrada entiende que la existencia de estos gestos y vocablos son ofensivos y menospreciativos para la persona a quien se dirigen. En este sentido, la pena es una multa de seis euros diarios durante un mes y, aunque no es muy cuantiosa, crea un precedente poco visto hasta ahora.
Este caso, que ha sido representado por Fornes Abogados, se consolida como uno de los primeros en los que un juzgado de instrucción accede a la condena por este delito leve ya que normalmente suele darse cuando la conducta del denunciado afecta muy directamente al funcionamiento del hospital o centro médico. | LEER NOTICIA COMPLETA |  

No hay comentarios:

Publicar un comentario