viernes, 12 de junio de 2020

Medio Ambiente pone en marcha un plan especial para la prevención de incendios forestales en zonas rurales


+ TURIA | Este nuevo plan contempla un refuerzo especial en urbanizaciones de la interfaz urbano forestal, áreas recreativas de la Conselleria y zonas de baño
La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha elaborado y puesto en marcha un plan especial para aumentar la vigilancia en materia de prevención de incendios forestales en zonas rurales.

Este nuevo plan, que se enmarca en la campaña de verano de prevención de incendios forestales, viene motivado por el incremento de personas que, por causa de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, se han trasladado a sus segundas residencias ubicadas en zonas rurales de la Comunitat Valenciana y que son, normalmente, las que más territorio forestal poseen.
Además, también se ha percibido un incremento de solicitudes de alojamiento en casas rurales de pueblos del interior que, junto con el desplazamiento a segundas residencias, está provocando un incremento de la vecindad poco común en estas fechas y comparable al que se produce en los meses de verano o fines de semana.
Por este motivo, el Servicio de Prevención de Incendios Forestales coordinando a los agentes medioambientales y con el apoyo de los recursos del servicio de vigilancia preventiva ha elaborado un plan especial para adaptar la prestación del servicio de vigilancia a esta nueva contingencia, adaptado a las singularidades de cada una de las tres provincias de la Comunitat Valenciana, teniendo en cuenta los recursos disponibles, las zonas de mayor valor y más vulnerables y, por tanto, de mayor riesgo, así como aquellas zonas en las que se produce una mayor afluencia de personas.
Actuaciones principales
Este nuevo plan contempla un refuerzo especial, por parte de las unidades de prevención, de urbanizaciones de la interfaz urbano forestal, áreas recreativas de la Conselleria y zonas de baño, así como ríos, fuentes o pantanos situados en zonas forestales y en los que se prevé una afluencia importante de usuarios, con el riesgo de incendio que esto comporta para el monte.
Además, se va a reforzar la información sobre la normativa del uso de maquinaria forestal en segundas residencias y urbanizaciones de la interfaz, así como la utilización de paelleros y sus características técnicas. Las unidades de prevención de zonas de siembra de cereal, simultanearán la vigilancia especial de las recolectoras de grano con la de estos casos.
Hay que señalar que las unidades de motobombas continuarán realizando diariamente actuaciones sobre la pelusa del chopo, ya que se ha detectado una gran acumulación, debido a una primavera húmeda que ha favorecido la floración del chopo. Actualmente se dispone de 12 unidades de motobombas, de las que siete se encuentran en la provincia de Valencia, tres en la de Castellón y dos en la de Alicante.
Los parques naturales de la Comunitat Valenciana contarán los fines de semana con una mayor presencia de la que diariamente se realiza, a través de unidades de vigilancia.
Impulso a los planes locales
Actualmente, un total de 66 municipios de la Comunitat Valenciana, 21 en la provincia de Alicante, 13 en la de Castellón y 32 en la de Valencia, cuentan con planes locales de prevención de incendios forestales.
En los cinco primeros meses de este año la conselleria ha aprobado cinco planes locales de prevención de incendios forestales en los municipios de Agost, Alcalalí, Almudaina, Salinas y l'Orxa. En las próximas semanas se firmarán los de las localidades de Tibi, Benifallim y Crevillent.
Actualmente hay 300 expedientes de planes locales en tramitación, de lo que cerca de 70 cuentan con un informe favorable y serán aprobados en breve.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario